Ex refinería de Pemex, un parque

La planta 18 de Marzo se descontamina para convertirse en el Parque del Bicentenario; con 500 mdp pretende eliminar contaminantes y proteger la salud y el medio ambiente.
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Mientras Pemex registró uno de los años con mayor número de desastres, la paraestatal asegura que entregará libre de contaminantes los terrenos que ocuparon la Refinería 18 de Marzo, ubicada en la Ciudad de México, al Gobierno federal para que construya un parque.

La ex refinería, que inició operaciones en 1933, fue cerrada en 1991, pero no fue si no a hasta este año cuando iniciaron los trabajos de remediación que buscan eliminar los hidrocarburos, monoaromáticos y combustibles que pueden provocar cáncer.

“No vemos riesgo ambiental, ni para la salud, entregaremos los terrenos para que el Gobierno federal haga el proyecto”, dijo Jesús Reyes Heróles, director general de Pemex.

La compañía entregará 55 hectáreas de tierra tratada con bacterias y procesos bioventeo (extracción de contaminantes a través de inyección de aire en la tierra) que eliminarán los combustibles que hayan quedado en el subsuelo.

A la fecha se han tratado 22 hectáreas de la exrefinería con una inversión de 160 millones de pesos (mdp).

En una segunda etapa, con la participación de diversas universidades públicas, se remediarán otras 33 hectáreas, las más contaminadas, que requerirán de una inversión cercana a 340 mdp.

Los trabajos permitirán remediar la zona en un lapso de año y medio, por lo que en septiembre de 2009 serán puestos a disposición del Gobierno de Felipe Calderón.

“Si se dejara el trabajo a la naturaleza tomaría 10 años en remediarse el terreno”, dijo Luis Aguilar, asesor de Pemex.

En las tierras, hoy libres de las plantas de fabricación y almacenamiento de gasolinas, diesel y turbosina, sólo quedan zonas despejadas y pozos que despiden fuertes aromas de hidrocarburos, pero que con los tratamientos, aseguran, estarán disponibles para la siembra de árboles y la recreación de los habitantes.

Las muestras recabadas por las Universidades han demostrado un daño ambiental reparable con métodos que extraen los vapores y eliminan los contaminantes.

Pemex conserva al lado de la exrefinería un predio de 81 hectáreas en la que se encuentran tanques de almacenaje con una capacidad de 1.5 millones de barriles diarios de combustibles.

Ahora ve
No te pierdas