FARC piden cabeza de Uribe por rehenes

El grupo guerrillero pidió la renuncia del presidente y su gobierno para liberar a 47 personas; el líder Raúl Reyes calificó a Uribe como mafioso, paramilitar, grosero, calumniador y mentiros
BOGOTÁ (CNN) -

Un líder de la mayor guerrilla izquierdista de Colombia aseguró que la renuncia del presidente Álvaro Uribe y todo su Gobierno garantizaría la liberación de 47 rehenes que mantienen secuestrados, incluida la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y tres estadounidenses.

La declaración de Raúl Reyes, uno de los máximos comandantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se conoció un día después de que el grupo anunció que liberará en forma unilateral a las políticas Consuelo González, Clara Rojas y su hijo Emmanuel, quien nació en cautiverio.

"La renuncia inmediata de Uribe junto a todo su Gobierno, garantizaría la liberación con vida de los prisioneros mediante la firma del acuerdo humanitario sin más trabas para negarlo a cambio de persistir en los demenciales inamovibles y la riesgosa política de recuperación forzada", dijo Reyes en un artículo publicado el miércoles por la agencia Anncol.

"Los gobiernos y pueblos amigos del acuerdo humanitario y de la paz de Colombia volverían a ser respetados y reconocidos por sus buenos oficios, siempre que estos partan de la expresa solicitud de las partes contendientes", agregó Reyes en la declaración publicada en la página www.anncol.nu.

Internet es el sistema de difusión de las FARC, el grupo rebelde activo más antiguo del hemisferio conformado por unos 17,000 combatientes y que dice luchar por imponer un sistema socialista en un país con marcadas diferencias entre ricos y pobres.

De inmediato no fue posible obtener ninguna reacción sobre la posición del líder guerrillero como mecanismo para conseguir la liberación de los rehenes secuestrados por las FARC.

La guerrilla rechazó el martes una oferta de Uribe para crear una zona de encuentro de 150 kilómetros cuadrados para negociar un acuerdo para la liberación de los rehenes secuestrados y la excarcelación de unos 500 rebeldes.

Al anunciar la liberación de los tres rehenes -que entregarán al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, o a quien este designe-, las FARC insistieron en la desmilitarización de una región de 780 kilómetros cuadrados.

Pero el Gobierno reiteró que no está dispuesto a retirar el Ejército y la Policía para entregar el control durante 45 días a la guerrilla de una región en donde viven unas 110,000 personas.

En su mismo artículo, Reyes calificó a Uribe de "mafioso, paramilitar, grosero, calumniador y mentiroso".

Uribe suspendió la mediación de Chávez ante las FARC para lograr la liberación de los rehenes, lo que provocó una crisis diplomática entre Colombia y Venezuela.

La guerrilla aseguró que la entrega de los tres rehenes al mandatario venezolano será un acto de desagravio por la decisión de Uribe de suspender sus gestiones humanitarias.

Ahora ve
No te pierdas