Ye Gon es un peligro para comunidad: EU

Un juez le negó la libertad bajo fianza y extendió el plazo para su proceso sobre narcotráfico; el empresario debe permanecer recluido en la cárcel del Distrito de Columbia.
Zhenli Ye Gon es un peligro para la comunidad, según un juez  (Foto: )
WASHINGTON (Notimex) -

Un juez federal negó este jueves la libertad bajo fianza al empresario chino Zhenli Ye Gon y aceptó la petición del gobierno estadounidense para extender por 90 días la recolección de evidencias del proceso por narcotráfico. 

El magistrado de la Corte Federal de Washington, Emmet Sullivan, sostuvo que Ye Gon es un "peligro para la comunidad" y representa un riesgo de fuga, por lo que deberá permanecer recluido sin derecho a fianza en la cárcel del Distrito de Columbia. 

Asimismo, aceptó la solicitud de la fiscalía federal para que se disponga de tres meses adicionales, hasta el 18 de marzo próximo, para obtener más evidencias en países como México, China y Alemania, bajo el argumento de que es un proceso lento y complejo. 

Ye Gon, quien compareció con su uniforme de reo color naranja, zapatos tipo tenis y chamarra gris de nylon, se mantuvo silente durante la audiencia de casi tres horas de extensión y se limitó a intercambiar apuntes con los cuatro abogados de su equipo legal. 

La fiscal adjunta, Wanda Dixon, pidió al juez negar la libertad al señalar que, aún bajo arrestado domiciliario, el acusado podría tener acceso a Internet para efectuar operaciones criminales, por lo que no podría garantizar que dejará de ser un peligro a la comunidad. 

Añadió que de ser liberado podría solicitar su extradición a México, donde enfrenta cargos de tráfico de drogas. El gobierno mexicano pidió desde julio pasado a Estados Unidos su detención provisional con fines de extradición. 

Estados Unidos anuló además la visa al empresario chino, por lo que carece de estatus legal en Estados Unidos, comentó Dixon, quien reveló que la defensa había pedido al gobierno descongelar dos millones de dólares para seguridad privada en caso de ser liberado. 

Martin McMahon, abogado de Ye Gon, argumentó que su cliente no podría ser arrestado en caso de ser liberado, toda vez que tiene una solicitud pendiente de asilo político en este país. Los fiscales señalaron, no obstante, que la petición se hizo tras ser arrestado. 

McMahon fue duramente amonestado por el juez Sullivan cuando se quejó de "intimidación" por parte de dos agentes de la Agencia Federal Antidrogas (DEA) que visitaron a una persona no identificada que podía servir de testigo de descargo. 

Inusualmente molesto, Sullivan amonestó al abogado de origen irlandés. "He leído el caso (.) y este no es un caso de peligrosidad. Cambie de tema y hable de casos que ayuden a su cliente", exclamó el magistrado. 

Al final del intercambio, Sullivan rechazó por tercera ocasión en los últimos meses la petición de libertad bajo fianza, pero dejó en claro que pedirá a las autoridades correccionales las garantías de acceso al acusado por parte de sus abogados. 

Durante la audiencia Sullivan autorizó además a los fiscales 90 días adicionales para la obtención de evidencia en México, China, Alemania, Italia y Suiza, y programó una nueva audiencia de revisión de evidencia para el 5 de febrero.

Los fiscales han entregado a la defensa 26,000 páginas de documentos, la mayoría obtenidos en México, pero aún tienen 53 cajas de documentos en español y sólo han podido revisar el contenido de 34 de ellas, de acuerdo con la fiscal Dixon. 

Aunque el juez aceptó el nuevo aplazamiento, insistió ante el gobierno que aún no se presentan evidencia sobre la eventual vinculación de las actividades de Ye Gon en México, sean o no criminales, con la acusación de que exportó drogas a Estados Unidos. 

Estados Unidos acusa a Zhenli de producir "500 gramos o más" de metanfetaminas con propósito de exportarlo ilegalmente a Estados Unidos. De ser convicto enfrentaría una condena de 30 años de cárcel a cadena perpetua, con sentencia mínima obligatoria de 10 años. 

"¿Cuál es la conexión entre cualquier ilegalidad en México (.) y aquello de lo que se le acusa en Estados Unidos?", preguntó el juez. 

Señaló que el único argumento del gobierno parecer ser el hecho de eran dólares los 207 millones de dólares decomisados al empresario en México. 

Sin ofrecer detalles, Dixon sugirió no obstante que tienen evidencias adicionales, pero declinó darlas a conocer para los fines de la audiencia. 

El magistrado convocó a otra audiencia general para el 18 de marzo próximo para evaluar si ha habido un tiempo suficiente para preparar el juicio. Sullivan no dictaminó aún sobre la demanda de la defensa para anular el juicio debido a los retrasos en la acusación formal.

Ahora ve
No te pierdas