CDHDF pide disculpas para Ahumada

La Comisión dirigió una recomendación a la PGJDF por las violaciones a las garantías del empres Derechos Humanos consideró que fue humillado y agredido física y psicológicamente.
Carlos Ahumada fue aprehendido en Cuba y fue extraditado a M
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) dirigió una recomendación a autoridades capitalinas por las violaciones a garantías fundamentales cometidas durante la liberación del empresario Carlos Ahumada Kurtz.

La Recomendación 19/2007 fue dirigida a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y a la Secretaría de Gobierno capitalina por el caso de la retención ilegal, detención arbitraria, uso desproporcionado o indebido de la fuerza e injerencias arbitrarias en el interés superior del niño o la niña.

Todo lo anterior en agravio de Ahumada Kurtz, su chofer Rigoberto García Anaya, y de sus hijos Carlos Emiliano, María Cecilia y Ana Lucía Ahumada Gurza.

La CDHDF recordó que la esposa del empresario Cecilia Gurza solicitó la presencia de personal de la comisión para que acudiera al Reclusorio Preventivo Norte, a verificar el proceso de su liberación,

Añadió que personal del organismo defensor se presentó y dio fe pública de los hechos ocurridos cuando Ahumada Kurtz salió del reclusorio acompañado de su familia y colaboradores.

Afuera lo esperaban más de ocho vehículos y aproximadamente 20 elementos de la PGJDF, quienes lo interceptaron con palabras altisonantes, jaloneos y golpes para subirlo a una de las patrullas y remitirlo a la Fiscalía Central de Investigación para Asuntos Especiales.

La CDHDF consideró que por la demora injustificada de la autoridad carcelaria en la liberación de Ahumada Kurtz se vulneró su derecho a la libertad personal.

Asimismo, se giró una orden de presentación contra el empresario, solicitando su localización y presentación a la Policía Judicial del Distrito Federal, sin indicar cuál era el delito que se le imputaba.

La comisión agregó que, durante su detención, Ahumada Kurtz fue objeto de malos tratos, como se pudo observar en el material videograbado y difundido por diversos medios de información.

A bordo de una patrulla de la Policía Judicial, añadió, varios elementos se le aventaron encima y uno de ellos lo amenazó y le colocó una pistola en la sien, ocasionándole diversas lesiones.

Además se pudo apreciar que el chofer del peticionario fue pateado en diversas partes del cuerpo por elementos de la misma corporación, resultando severamente lesionado.

El personal de la CDHDF acreditó la humillación y envilecimiento que sufrieron ambas personas al no poder evitar ser objeto de agresiones psicofísicas por parte de elementos de la Policía Judicial, quienes utilizaron la fuerza pública, sin considerar la presencia de menores de edad.

Según la recomendación, dicho operativo representa un abuso de poder por parte del Estado, pues los agraviados no estaban en condiciones de repeler un golpe o de generarlo, no obstante fueron agredidos y lesionados por los policías en el uso excesivo e irracional de la fuerza.

Añadió que al momento de su detención, Ahumada Kurtz estaba acompañado por sus hijos: María Cecilia (16 años), Carlos Emiliano (13 años) y Ana Lucia (11 años), quienes presenciaron las agresiones.

La CDHDF indicó que eso provocó que los menores fueran también objeto de injerencias arbitrarias por parte de la autoridad, que no tomó las medidas para garantizar su integridad psicofísica y les
provocó una afectación a su sano y libre desarrollo, por lo que debieron ser atendidos psicológicamente.

Además, personal del organismo defensor corroboró que el peticionario fue presentado en la Fiscalía para Asuntos Especiales de la Procuraduría capitalina a las 4:00 horas del 8 de mayo de 2007.

Su libertad se ordenó hasta las 12:50 horas de ese día, estando privado de su libertad unas nueve horas, tiempo en el que sólo se le informó que se imputa el delito de falsedad de declaraciones ante la
autoridad.

Por todo lo anterior, la CDHDF determinó que Ahumada Kurtz y su chofer Rigoberto García fueron objeto de retención ilegal, tratos crueles, inhumanos y degradantes y uso desproporcionado de la fuerza
policial.

Asimismo que María Cecilia, Carlos Emiliano y Ana Lucía Ahumada Gurza fueron objeto de injerencias arbitrarias en el interés superior del niño o la niña, que afectan gravemente el óptimo funcionamiento
del sistema de procuración de justicia del Distrito Federal.

Ahora ve
No te pierdas