Pandilla latina en EU asesinaba a negros

Una banda latina en Los Ángeles mataba solo por el color de la piel de las personas; en el barrio de Florence-Firestone se registraron más de 20 asesinatos.
smael Davalos, un miembro de la pandilla Florencia 13, es re  (Foto: )

Una de las más temibles pandillas latinas de Los Angeles, en su afán por eliminar a cualquier posible delator o adversario, varias veces ordenó matar gente solamente por el color de su piel, revela una investigación.

Los cabecillas de la pandilla 13 mandaban a matar a pandilleros de raza negra y, si el individuo marcado no podía ser localizado, decían ''Pues bien, mata a cualquier negro que veas por ahí'', relató el director de la policía de Los Angeles, Lee Baca.

''En algunos casos se trataba de matar a alguien sólo por ser negro'', dijo Baca.

Según el prontuario, el líder de la F13, Arturo Castellanos, en el 2004 ordenó desde la cárcel ''limpiar'' al barrio Florence-Firestone de pandilleros negros y de posibles delatores.

Sus seguidores obedecieron con gran entusiasmo, aseveran los fiscales.

En cierto caso, miembros de la F13 se toparon con un hombre negro en una parada de autobús, le gritaron un insulto y le dispararon, dijo el vicefiscal Kevin S. Rosenberg. La víctima sobrevivió a pesar de ser alcanzada por varias balas.

Las autoridades sostienen que, de entre más de 80 incidentes balísticos registrados durante la ofensiva de la banda en el barrio Florence-Firestone, hubo 20 asesinatos, una cifra excepcional aun en una zona donde la violencia pandillera ha causado estragos durante décadas. No se divulgó el periodo de tiempo en cuestión ni cuántas de las muertes se debieron a la raza de la víctima.

Los Ángeles ha estado plagada de violencia pandillera durante años, especialmente durante las décadas de 1980 y 1990, cuando ardía la vendetta entre los Crips y los Bloods (ambas de raza negra). En los años recientes, a medida que ha aumentado la población hispana, han ganado notoriedad las pandillas hispanas.

Las autoridades federales, estatales y locales han cooperado para conseguir encausamientos contra 102 hombres, acusados de prácticas mafiosas, conspiración para asesinar, posesión ilegal de armas, tráfico de drogas y otros delitos. En cuanto a cantidad de personas procesadas, es el caso pandillero más grande en el sur de California para el sistema penal federal. Más de 80 de los encausados ya están detenidos.

Pero eliminar a la F13 no será tarea fácil. La pandilla ha sobrevivido durante décadas y se estima que cuenta con unos 2.000 miembros. Su alcance llega a los vecinos estados de Nevada y Arizona, y hasta a las cárceles, donde los jefes pandilleros encarcelados se las arreglan para ordenar ajustes de cuentas.

George Tita, un experto en crímenes en la Universidad de California, Irvine, dice que a pesar de la violencia, los asesinatos por razones puramente raciales son inusuales. Es mucho más probable que un latino o un negro sea ultimado por uno de los suyos, dice.

''Uno no ve estas grandes guerras entre negros e hispanos, en el contexto de las pandillas o fuera del contexto de las pandillas'', dijo Tita.

Ahora ve
No te pierdas