Alemania y Francia se olvidan del tabaco

Aunque ambos países se resistieron a dicha prohibición, tendrán que acatar la ley a partir de 2 dueños de algunos bares y restaurantes piden que se califique de inconstitucional la medida.
Desde el 1 de enero, estará prohibido fumar en los bares y r  (Foto: )
BERLIN/PARIS (CNN) -

Durante años, cualquiera que necesitaba una dosis de nicotina en un bar de Alemania o Francia no tenían ni que encender un cigarrillo, el aire estaba tan viciado de humo que sólo debían abrir sus bocas e inhalar.

Pero todo cambiará el martes, cuando entren en vigencia estrictas prohibiciones en los dos países de Europa que eran los últimos bastiones de los fumadores.

Entre los alemanes y los franceses hubo una fuerte resistencia a las limitaciones sobre el tabaco que se impusieron hace algún tiempo en otros países.

"Cuando tomo una cerveza quiero fumar y si no puedo fumar más acá, no vendré más", dijo Hans Dorsmann, un vendedor alemán de 60 años de Berlín, quien resume las opiniones que han llevado a los dueños de pequeños bares a temer por sus negocios.

"Es una ley estúpida que afectará a las pequeñas personas", señaló el cliente, sentado en un pub de una esquina de Berlín plagado de humo de cigarrillo.

Un grupo de presión de dueños de bares pide que se califique de inconstitucional la medida y planea presentaciones en la justicia.

Desde el 1 de enero, estará prohibido fumar en los bares y restaurantes de 11 de los 16 estados de Alemania, con la excepción de aquellos locales que cuenten con espacio suficiente para tener recintos cerrados para los fumadores.

Los cinco estados restantes se adherirán a la medida durante el transcurso del 2008.

En Francia, en tanto, está prohibido fumar en comercios, oficinas y otros lugares públicos desde el 1 de febrero, mientras que los bares y restaurantes contaban con una excepción al respecto que vence el 1 de enero.

"No sé, ya no será lo mismo para nada", dijo Alain Filipetti, electricista, mientras tomaba un café expreso y fumaba un cigarrillo en un bar cerca de la Bolsa de Valores de París. "Siempre empezaba el día con un café y un cigarrillo", agregó.

Con unos 15 millones de fumadores, en Francia aparecieron varias señales de furia por la nueva ley, que prevé multas de 68 euros para los fumadores y de hasta 750 euros para los encargados de los locales donde se infrinja la normativa.

Ahora ve
No te pierdas