Iraquíes reciben el año con esperanza

Los ciudadanos esperan un 2008 más pacífico después de meses de crudos enfrentamientos; muchos extrañarán a sus familiares, pues cerca de dos millones han huido al extranjero.
BAGDAD (CNN) -

Esperanzados iraquíes se volcaron el lunes fuera de sus casas en la víspera de Año Nuevo para comprar pasteles, globos, decoraciones y atuendos con el objetivo de celebrar festivamente la espera de un 2008 más pacífico.

Muchos residentes de Bagdad dijeron que planeaban celebrar por primera vez en mucho tiempo la víspera de Año Nuevo en un escenario de disminución de la violencia después de meses de crudos enfrentamientos sectarios.

"Mis amigas, un primo y yo decidimos reunirnos en mi casa a celebrar", dijo Baraa, una mujer de 30 años que llevaba una gran caja con un pastel de la tienda al-Tahouna en el distrito comercial Karrada, en el centro de Bagdad.

"El año pasado también intentamos reunirnos pero mi primo murió en la víspera de Año Nuevo. Con la voluntad de Dios, este año las cosas irán bien", agregó.

Como muchos iraquíes, dijo que extrañará a su familia ausente, como a su hermano, uno de cerca de dos millones de iraquíes que han huido al extranjero.

"Si Dios quiere que este año reine la paz, la gente que se ha ido al extranjero regresará", añadió.

Qais Mansour, un sacerdote católico de 70 años, salió de la tienda llevando bolsas plásticas con dulces para niños que irían a su iglesia en la tarde de la víspera de Año Nuevo.

"Diremos oraciones agradeciendo a Dios que todavía estamos vivos y pidiendo por un mejor próximo año, y que la situación mejore, para que sea más pacífica y segura", dijo.

"Deseamos que el próximo año los partidos políticos lleguen al acuerdo de que somos todos humanos, de respetarse los unos a los otros y vivir en paz", agregó.

Ahora ve
No te pierdas