“Se acabó la sumisión”, advierte Lula

El mandatario brasileño culpó a Europa y EU por el fracaso en las negociaciones en la Ronda de dijo que a partir de ahora, Brasil tendrá una “posición dura” frente a las políticas de subsidi
SAO BERNARDO DO CAMPO, Brasil (CNN) -

El presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo el lunes que Brasil quiere ser tratado como un igual por los países ricos en las negociaciones globales de comercio.

Lula, quien esta semana se reunirá con líderes europeos en Lisboa, responsabilizó a la Unión Europea y Estados Unidos por el fracaso de las conversaciones globales de comercio, al negarse estas potencias a reducir los subsidios agrícolas.

Estados Unidos y la UE habían acusado a Brasil y la India por el fracaso de una reunión el mes pasado de las cuatro partes, en el llamado del Grupo de los Cuatro (G4), que pretendía rescatar la Ronda Doha de negociaciones mundiales.

Para los países ricos, las dos naciones emergentes demandaron demasiadas concesiones en la apertura de los mercados agrícolas de las naciones desarrolladas, sin reducir sus barreras a los productos industrializados.

Lula indicó que tomó una actitud dura respecto a la posición de Brasil en la llamada Ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

"Nos preocupamos en decir que se ha acabado el momento de la sumisión. Queremos ser tratados en pie de igualdad", dijo el mandatario en un evento de la industria automotriz en la ciudad de Sao Bernardo do Campo, en el estado de Sao Paulo.

Lula viajará a Lisboa para reunirse el miércoles con líderes de la UE, en un encuentro en el que el principal tema sería el estancamiento de la Ronda Doha, lanzada hace seis años para impulsar el comercio mundial y ayudar a los más pobres.

 

Ahora ve
No te pierdas