Policía patrullará Acapulco

Policías federales de México patrullarán día y noche la zona hotelera del balneario; para impedir que la explosión de violencia de las bandas del narcotráfico golpee al turismo.
ACAPULCO (CNN) -

Policías federales de México patrullarán día y noche la zona hotelera del balneario de Acapulco para impedir que la explosión de violencia de las bandas del narcotráfico golpee al turismo, dijo el viernes un importante comandante de la fuerza. 

La fama de Acapulco, un antiguo refugio de estrellas de Hollywood y multimillonarios, ha declinado durante años a medida que la ciudad se ha convertido en uno de los más violentos campos de batalla entre las dos principales cárteles de traficantes de drogas. 

Alrededor de 2,000 personas fueron asesinadas por causa del narcotráfico el año pasado, incluyendo a dos policías que fueron decapitados y sus cabezas arrojadas frente a un edificio oficial de Acapulco. 

El viernes, policías federales con el respaldo de las fuerzas municipales y estatales pusieron puntos de control en la importante vía "Costera" que recorre la playa, deteniendo los autobuses públicos y revisando a los pasajeros en busca de drogas y armas. 

"Esta zona es totalmente turística y de comercio, vital para Acapulco. (...) esta Costera la vamos a tener a salvo", dijo el comisionado federal de policía Ernesto Fernández.

 El presidente Felipe Calderón ha declarado una guerra al narcotráfico y ha enviado miles de soldados y policías al estado de Guerrero, donde está Acapulco, así como a otros centros del narcotráfico como Tijuana, en la frontera con Estados Unidos, y el occidental estado de Michoacán.

 "Ya no va a ser como en Michoacán o en Tijuana en que (la policía y los soldados) llegan y se van, aquí va a ser permanente", dijo Fernández, a cargo de la operación conjunta civil y militar en el estado.

 Destacamentos militares operaban puntos de control en las afueras de Acapulco.

 La ciudad se acerca al clímax de su temporada turística, con las vacaciones de primavera en Estados Unidos y el feriado de Semana Santa.

 Luchas de narcos

 Las zonas montañosas más aisladas del estado han sido aprovechadas durante años por los productores de marihuana y opio, pero en los últimos tiempos la violencia se ha disparado por el control de las rutas de envío de drogas a Estados Unidos y del creciente mercado local. 

"Esta delincuencia organizada es como una masa, que cuando la oprimes de un lado, bota por otro lado. Esto es lo que pasó con el estado de Guerrero, de repente se empezaron a acomodar, empezó a llegar gente, empezaron a tratar de tomar la plaza", dijo Fernández. 

A pesar de la presión policial, sicarios del narcotráfico mataron el 7 de febrero a siete personas en dos estaciones de policía de Acapulco. 

Decenas de autos patrulleros, con armas automáticas a bordo, supervisaban el viernes el tránsito en busca de las grandes camionetas todoterreno de cristales oscuros que son típicas de los sicarios. 

Los turistas, sin embargo, estaban tranquilos. 

"Para mí está bien", dijo la canadiense Debbie Knoll, de 53 años, mientras caminaba con su esposo cerca de uno de los puntos de control. "Me hace sentir cómoda".

 

Ahora ve
No te pierdas