Débil interés en la Conferencia de Río

Sólo asistieron siete mandatarios y sin Chávez, México y Brasil lideraron los temas sociales; Trinidad y Tobago, principal proveedor de gas a EEU, anunció una próxima visita a Venezuela
GEORGETOWN, Guyana (AP) -

Para restaurar la influencia del Grupo de Río es necesario concentrarse en los problemas sociales comunes a las naciones de Latinoamérica y el Caribe, dijeron el sábado líderes del grupo en la cumbre, a la que asistieron solamente siete jefes de estado, de un total de veinte esperados.

''Tenemos que identificar áreas de acuerdo en términos de por ejemplo, la cuestión social que estamos discutiendo'', afirmó la presidenta chilena Michelle Bachelet. ''Queremos compartir experiencias interesantes en la lucha contra la pobreza y por la salud''.

En ausencia de Hugo Chávez quien canceló su asistencia, por ‘no sentirse bien’, fueron el mandatario mexicano Felipe Calderón y el presidente brasileño Luiz Inacio ''Lula'' da Silva, quienes encabezaron las discusiones sobre democracia, desigualdad y otros temas de índole social.

La agenda establecida por el anfitrión de la cumbre, el presidente guyanés Bharrat Jagdeo, llama a la unificación de las naciones del Caribe y Latinoamérica en la lucha por la reducción de la pobreza y más atención global a los problemas de los países en desarrollo.

Por su parte, el primer ministro de Trinidad y Tobago Patrick Manning, que se ha trabado en duelos verbales con otros líderes caribeños por un programa venezolano que les provee con petróleo a precios preferenciales, dijo que fue invitado a Caracas para conversaciones sobre energía.

''Extendemos una mano amistosa a Venezuela y ofrecemos una sociedad a Venezuela por la seguridad energética de la región'', dijo Manning, cuyo país es el principal abastecedor de gas natural a Estados Unidos.

 

 

Ahora ve
No te pierdas