Irán seguirá con su programa nuclear

El presidente iraní desafía el ultimátum de la ONU de congelar el enriquecimiento de uranio; la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) intentará llegar a un acuerdo la próxima sem
El presidente iraní desafía a la comunidad internacional. (R  (Foto: )
VIENA (CNN) -

Irán afirmó este miércoles que seguirá adelante con su programa de combustible nuclear, desafiando así un ultimátum de la ONU para que congele el enriquecimiento de uranio, pero en cambio garantizó que no desarrollará armas atómicas.

El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, se mantuvo firme en su postura mientras vencía un período de gracia de 60 días, otorgado a Irán el pasado 23 de diciembre, de que se abstuviera de enriquecer uranio con el fin de generar combustible nuclear.

"Nosotros (...) continuaremos nuestro trabajo para alcanzar nuestro derecho (a la tecnología nuclear) lo antes posible," dijo el presidente Ahmadinejad, según información de la agencia estudiantil ISNA.

Con el plazo llegando a su término, se espera que la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés) informe el próximo jueves al Consejo de Seguridad de la ONU, que Teherán continúa con el enriquecimiento, pese a las presiones internacionales para poner un alto.

Luego de tres años de investigación, la IAEA no ha podido comprobar si el programa nuclear iraní es totalmente pacífico.

Las potencias occidentales sospechan que Irán intenta en realidad desarrollar armas nucleares, detrás de la fachada de un programa de energía nuclear civil.

Teherán dice, por su parte, que sólo quiere una fuente alternativa de electricidad para maximizar las exportaciones de petróleo, y prepararse para cuando las reservas de crudo se agoten.

"Obtener esta tecnología es muy importante para el desarrollo y honor de nuestro país," sostuvo Ahmadinejad. "Vale la pena dejar otras actividades durante 10 años y centrarse sólo en el tema nuclear," agregó.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que en diciembre prohibió las transferencias de tecnología y conocimientos al programa nuclear de Irán, podría considerar sanciones más amplias si Teherán no congela las actividades de enriquecimiento.

El negociador iraní Ali Larijani dijo después de las charlas del martes con el director de la IAEA, Mohamed ElBaradei, que Teherán entregaría las garantías necesarias durante las negociaciones de que no desviará material enriquecido hacia la producción de bombas.

Blair advierte una "situacion peligrosa"

Por otra parte, el primer ministro británico, Tony Blair, dijo que Irán parecía empeñado en adquirir armas nucleares, al tiempo que envía señales contradictorias en respuesta a las sanciones y al aumento de tropas estadounidenses en el Golfo Pérsico.

"Las declaraciones que emanan desde Irán son contradictorias, pero (...) su ambición por armas nucleares parece continuar. (…) necesitamos mantener la presión, porque es una situación muy peligrosa " dijo Blair al Parlamento del Reino Unido.

La próxima reunión de la IAEA se realizará entre el 5 y el 9 de marzo, y no se espera que el Consejo de Seguridad tome medidas antes de esa fecha, lo que dejaría “algo de tiempo para dialogar con Irán”,  según declaraciones de un diplomático cercano a la agencia de vigilancia nuclear.

Un posible acuerdo –según el propio negociador iraní Ali Larijani- sería el compromiso de Irán para refinar uranio hasta un nivel máximo de 4% ó 5%, suficiente para una planta de energía, pero lejano al 80% necesario para la fabricación de bombas.

Sin embargo, diplomáticos y analistas han dicho que no hay un método técnico para garantizar un límite en los niveles de enriquecimiento.

Ahora ve
No te pierdas