Presión internacional a Irán y Norcorea

Japón y la Unión Europea los instan a la suspensión de sus programas nucleares; hay un cauto optimismo por la aparente predisposición de Corea del Norte por frenar sus ambicio
VIENA (AP) -

Japón instó este miércoles a Corea del Norte a cumplir con sus obligaciones internacionales y abandonar su programa de armas nucleares, mientras que la Unión Europea criticó a Irán por desafiar las demandas del Consejo de Seguridad de la ONU.

El consejo le ha ordenado a Teherán suspender sus actividades de enriquecimiento de uranio, pero Irán se ha negado a hacerlo.

Las declaraciones reflejaron el centro del debate en un encuentro de la Organización Internacional de Energía Atómica: un cauto optimismo por la aparente predisposición de Corea del Norte a frenar sus ambiciones de armas nucleares, y una preocupación por la posición desafiante de Teherán.

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia- están analizando la posibilidad de imponer más sanciones a Irán, pero aún persisten diferencias, de acuerdo con diplomáticos del organismo.

Entre las sanciones figura una prohibición de viajes, la expansión de la lista de personas y empresas cuyos activos serán congelados, un embargo de armas y restricciones comerciales.

Se esperaba que en la reunión de Viena fuera aprobada la recomendación de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) de suspender total o parcialmente 23 programas de asistencia técnica que benefician a Irán. Los delegados analizarán también un informe del director de esa agencia, Mohamed ElBaradei, que confirma que Teherán continúa con sus actividades de enriquecimiento de uranio.

La comunidad internacional sospecha que Irán busca fabricar armas nucleares, pero Teherán insiste que sólo enriquece uranio para generar energía.

ElBaradei planea viajar a Pyongyang el 13 de marzo, como parte de un acuerdo internacional en el que Corea del Norte se comprometió a desmantelar su programa nuclear, y deshacerse de su arsenal de armas.

Corea del Norte obligó a los investigadores de la AIEA a irse de su territorio a finales del 2002, se retiró del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, y reactivó su programa nuclear. En octubre pasado efectuó su primer ensayo con armas atómicas.

Japón instó en una declaración escrita a Corea del Norte a ''implementar sus medidas a la brevedad y abandonar completamente todas sus armas nucleares y los programas nucleares existentes'', un pedido avalado por otras delegaciones presentes en la reunión.

La Unión Europea, por su parte, ''deploró'' en un comunicado leído por el jefe de la delegación alemana Peter Gottwald, la negativa de Teherán a frenar el enriquecimiento de uranio y criticó la falta de cooperación iraní con la investigación de la AIEA, y su decisión de suspender a los inspectores de la agencia.

''La UE reafirma su apoyo al proceso del Consejo de Seguridad de la ONU'', expresó Gottwald, una alusión indirecta a las deliberaciones del consejo sobre la posibilidad de imponerle más sanciones a Teherán.

 

Ahora ve
No te pierdas