Marcha en contra de RCTV, apoyo a Chávez

-
CARACAS (AP) -

Miles de simpatizantes del presidente Hugo Chávez inundaron el sábado las calles de la capital como un verdadero río de color rojo para expresar su apoyo a la decisión del gobierno de no renovar la concesión a la televisora privada RCTV, y en una manera de revertir parte de la opinión negativa generada por la medida.

La demostración que partió desde varios puntos cardinales antes de confluir en la Avenida Bolívar, una ancha vía en el centro de la ciudad, se produjo como respuesta a una semana de manifestaciones y protestas --en ocasiones violentas-- protagonizadas por estudiantes en varias ciudades del país desde que se produjo la salida del aire de RCTV el pasado 27 de mayo a la media noche.

El ritmo del reggaeton a todo volumen proveniente de los camiones se mezclaba con el sonido de los cohetes mientras que miles de manifestantes, provenientes de todas partes del país, se congregaron en el este de Caracas, sector acaudalado de la ciudad. Flotas de personas en vehículos motorizados y jinetes a caballo que simpatizan con el gobierno también tomaron las calles.

El ministro de Información, Willian Lara, aseguró que la marcha servirá para ''demostrar ante el mundo que la no renovación de la concesión (de RCTV) es una conquista democrática de la sociedad venezolana''.

''Ahora podemos decir con hechos que la libertad de expresión es un derecho de todos... que ya no está secuestrado por un pequeño grupo económico'', agregó.

Chávez decidió no renovar la licencia de transmisión a RCTV, canal privado al que acusa al canal de apoyar el golpe de Estado de abril de 2002 y de violar las leyes. La medida ha sido condenada por varios gobiernos, grupos que defienden la libertad de expresión y otras organizaciones internacionales.

''El imperio no debe meter sus manos en otros países. Somos soberanos'', aseguró Violeta Zavala, ama de casa de 59 años, al acusar al gobierno estadounidense de fomentar las protestas estudiantiles para desestabilizar al país y al gobierno de Chávez.

Muchos de los manifestantes dijeron apoyar la salida del aire de RCTV, pues se oponen al contenido sexual y violento en algunos de sus programas y a la parcialización de sus programas informativos.

Una gran parte de los medios de comunicación de Venezuela, incluyendo impresos y estaciones de radio, continúan en manos privadas y siguen una línea crítica frente a Chávez. Pero los gobiernos y organizaciones internacionales han expresado su preocupación por las implicaciones del caso de RCTV, pues con su salida al aire se ha eliminado la única televisora que daba espacio a la oposición con cobertura nacional.

Chávez también ha amenazado con tomar medidas similares en contra de Globovisión, un canal sólo de noticias altamente crítico del gobierno, pero de cobertura limitada.

El tema ha revelado las profundas divisiones políticas de Venezuela y mientras que Globovisión transmite una cobertura casi continua de las protestas estudiantiles con comentaristas a favor de la oposición, la estatal Venezolana de Televisión inicialmente ignoró las manifestaciones para luego calificarlas como movimientos opositores ''disfrazados'' de acciones estudiantiles.

Alfredo Cambeiro, un jubilado de 65 años, aseguró que los simpatizantes del presidente como él reconocen la necesidad de contar con medios críticos, pero señaló que al país aún le falta una estación verdaderamente objetiva. Dijo esperar que la nueva televisora financiada por el Estado que reemplazó a RCTV pueda llenar ese vacío.

''Quiero ver críticas sustantivas, constructivas, no esa cobertura desvirtuada, sesgada que incita odio.''

Ahora ve
No te pierdas