Se permitieron abusos en Irak: Juez

Un miembro de la corte inglesa dijo que las autoridades aprobaron algunos de los excesos; el Ejército británico negó que se hubiera dado permiso de abusar de los prisioneros iraquís.
BULLFORD, Inglaterra (CNN) -

Un juez dijo este lunes que retiró los cargos contra un oficial británico de alto rango que iba a ser juzgado por abusos de prisioneros en Irak porque algunos de esos excesos estaban aprobados.

El Ejército británico negó que sus comandantes aprobaron el abuso a prisioneros.

Pero un testigo, el mayor Anthony Royce, dijo ante una corte marcial, en la que son juzgados otros siete soldados por la muerte de un recepcionista iraquí de un hotel, que algunos abusos fueron aprobados por altos funcionarios de los cuarteles centrales de la brigada británica.

Hace tres semanas, el juez Stuart McKinnon ordenó que se retiraran los cargos en contra de cinco de los soldados, incluyendo al ex comandante del regimiento Lancashire de la Reina, el teniente coronel Jorge Mendonca.

Los militares formaban parte de un grupo acusado de abuso a prisioneros, que terminó con la muerte de un recluso en custodia en el 2003.

McKinnon no dejó que sus razones para retirar los cargos fueran publicadas entonces, pero el lunes aludió a ellas en la corte cuando se reiniciaba el caso contra dos de los acusados.

"Efectivamente, ahora es de conocimiento público que la brigada sí sancionó el uso de la capucha y de posiciones estresantes", aseguró. "Eso obviamente contribuyó al resultado favorable para el coronel Mendonca", agregó.

Agregó que colocar a los prisioneros en posturas estresantes es "generalmente aceptado como algo opuesto a las Convenciones de Ginebra y la ley sobre un conflicto armado", y que las capuchas están permitidas sólo cuando son necesarias por razones de seguridad.

El recepcionista de un hotel Baha Musa murió en septiembre del 2003 estando bajo custodia británica tras recibir 93 heridas distintas durante dos días de palizas constantes.

Otros prisioneros que estuvieron junto a él testificaron que también fueron golpeados, pero no pudieron identificar a sus atacantes porque estaban encapuchados.

Uno de los soldados que custodió a Musa, el cabo Donald Payne, se declaró culpable de abusar a prisioneros al comienzo del juicio. Su culpabilidad, bajo la ley del 2001 que respaldó la Corte Criminal Internacional, lo convirtió oficialmente en el primer criminal de guerra de Gran Bretaña.

Ahora ve
No te pierdas