Wolfowitz pide dejar de lado polémica

El presidente del Banco Mundial dijo que hay que centrarse en la tarea muy importante de la ent argumentó que millones de personas dependen de la ayuda de la institución.
Wolfowitz dijo que lo importante es centrarse en la tarea de
WASHINGTON (AP) -

El presidente del Banco Mundial Paul Wolfowitz dijo este miércoles que lo importante es ''centrarse en la tarea muy, muy importante'' de la entidad, no la polémica en torno a su persona.

Sus comentarios, formulados en una reunión con la Unión Europea efectuada en Bruselas, ocurrieron después que el consejo de administración de la entidad expresara sus temores de que la controversia sobre el ascenso y abultada remuneración de la compañera sentimental de Wolfowitz esté afectando la capacidad de la institución de cumplir su misión.

La polémica hizo que algunos miembros del banco pidieran la dimisión de Wolfowitz por considerar que con su conducta ha dañado la moral de los 10,000 empleados de la institución. Sus detractores sostienen además que la reputación del BM ha resultado perjudicada y quizá comprometida su capacidad para recaudar fondos a fin de ayudar a los países pobres.

''La tarea del banco continúa'', dijo Wolfowitz. ''Su importancia es crítica y hay millones de personas que dependen de nosotros''.

Los 24 miembros del consejo, tras reunirse durante varias horas con una comisión que investiga la conducta de Wolfowitz en el aumento salarial otorgado en el 2005 a su novia y empleada Shaha Riza, emitió el martes por la noche una declaración que resalta su ''gran preocupación sobre el impacto'' que pueda tener en las tareas del banco.

En los últimos dos días, la comisión entrevistó a Wolfowitz, a Riza y a otros empleados y ex empleados de la entidad sobre el ascenso y aumento salarial otorgado a Riza, que pasó de 133,000 dólares a 193,590.

La junta dijo que la comisión deberá ''redactar ahora sus conclusiones sobre la información obtenida de los documentos y entrevistas'', que tendrá que remitir lo antes posible al consejo de administración del BM.

La junta podría solicitar la dimisión de Wolfowitz, indicar que no confía en su liderazgo, amonestarle o no tomar medida alguna. Sin embargo, podría surgir un acuerdo intermedio en que se declararía que Wolfowitz actuó de buena fe y él presidente dimitiría posteriormente.

El consejo prometió adoptar pronto una decisión.

Riza había trabajado en el banco desde hace ocho años cuando asumió la presidencia Wolfowitz en el 2005. Ganaba en aquel entonces 133,000 dólares al año como asesora de comunicación en el Departamento del Medio Oriente del BM. Fue transferida al Departamento de Estado para evitar un conflicto de interés pero continuó en la plantilla del banco y su salario fue incrementado a 193.590 dólares anuales.

Wolfowitz ha insistido que actuó de buena fe y que la comisión ética del banco tiene acceso a todos los detalles relacionados con el aumento salarial de la empleada ''si desea examinarlos''. Agregó que la situación es producto de una ''campaña de difamación'' contra su persona.

Ahora ve
No te pierdas