Protestan en Mérida por llegada de Bush

Activistas de Greenpeace se manifestaron contra la visita del presidente de Estados Unidos; las protestas fueron de menor intensidad que en otras naciones de América Latina.
MERIDA (AP) -

A unas horas de la llegada del presidente estadounidense George W. Bush a esta ciudad del oriente de México, ya aparecieron los primeros visos de manifestaciones, aunque sin la intensidad de algunas protestas que se vieron en Sudamérica durante su gira por regional que concluye esta semana en territorio mexicano.

Activistas de la organización ecologista Greenpeace realizaron el lunes una peculiar protesta con dos de ellos ataviados con máscaras de Bush y del presidente mexicano Felipe Calderón, quienes escenificaron una ''boda'' entre ambos mandatarios como una forma de protestar por la presunta importación de arroz transgénico de Estados Unidos a México.

Mientras las calles de Mérida, capital del estado de Yucatán a 990 kilómetros al este de la ciudad de México, son escenario de un fuerte dispositivo de seguridad, la ''boda'' fue festejada en el centro de la localidad con el lanzamiento por los aires de supuesto arroz transgénico, que hace unos días Greenpeace dijo que se distribuye en algunos lugares del país pese a que no son aptos para consumo humano.

A esta localidad llegó el lunes también el secretario de comunicaciones del partido izquierdista de la Revolución Democrática (PRD), Gerardo Fernández, quien presentó ''regalos'' para los mandatarios que buscará entregar en los hoteles donde se hospedarán: dos bolsas con soldaditos de plástico para Bush y un tapete para Calderón.

Los soldados de juguete son ''para que (Bush) juegue a la guerra y deje de molestar al mundo'', mientras que el tapete es ''para que cuando (Calderón) esté en la reunión con Bush pueda postrarse y no se lastime las rodillas'', dijo a la prensa Fernández, cuyo partido considera que el conservador mexicano es un presidente ''espurio'' por haber llegado al poder supuestamente mediante un fraude electoral en 2006.

Fernández tenía previsto participar en una marcha convocada para la tarde del lunes en las calles de Mérida, donde policías federales recorren las vías y vallas metálicas han sido levantadas alrededor de los hoteles donde pernoctarán los presidentes.

Bush cerrará en México una gira por cinco países de América Latina, vista como una vuelta de su mirada a sus vecinos del sur, pero también como un intento de contrarrestar la influencia en la región del presidente venezolano Hugo Chávez, quien critica de forma constante al mandatario estadounidense llamándolo ''imperialista''.

El presidente mexicano dijo el fin de semana que durante el encuentro con Bush el martes y miércoles abordará temas comunes como la seguridad fronteriza, el narcotráfico, la migración y el comercio bilateral.

Calderón puso énfasis en la necesidad de que el gobierno de Estados Unidos asuma acciones más agresivas para combatir el elevado y creciente consumo de drogas en su territorio que, dijo, permiten que exista el narcotráfico en México al volver un lugar de tránsito y trasiego de enervantes.

El mandatario mexicano también advirtió que aunque busca asumir un rol de liderazgo y equilibrio en América Latina, no busca jugar del lado de Bush para contrarrestar a Chávez.

Ambos presidentes tienen planeado reunirse en una hacienda en las afueras de Mérida y realizar una visita a las ruinas arqueológicas mayas de Uxmal.

México mantiene una relación cercana con su vecino Estados Unidos, a donde se dirige más del 80% de sus exportaciones.

Junto con Canadá, México y Estados Unidos comparten desde 1994 el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Ahora ve
No te pierdas