Diputados van por pensiones burócratas

Analizan iniciativa para aumentar la edad de retiro y que el Gobierno aporte más; la iniciativa cuenta con el apoyo del PAN y del PRI.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Diputados del partido gobernante de México y algunos de oposición presentaron el jueves en el Congreso una iniciativa clave para reformar el sistema de pensiones de los trabajadores estatales, que es considerado un lastre financiero para el gobierno.

La propuesta, que podría abrir el camino a otros proyectos de reformas económicas del presidente Felipe Calderón, fue presentada en la Cámara de Diputados por varios legisladores, entre ellos el diputado opositor y líder del sindicato de los trabajadores del Estado.

La iniciativa, que pasó a comisiones y podría ser votada y aprobada el próximo mes por los plenarios de los diputados y senadores, contempla subir gradualmente la edad de jubilación de los empleados del sector público de 50 a 60 años para los hombres y de 48 a 58 años para las mujeres.

El plan cuenta con el respaldo del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyo voto es clave para que avancen las reformas del gobierno, y por el oficialista Partido Acción Nacional (PAN), además de otros tres grupos opositores.

"Tenemos mayoría amplia" para que sea avalada, dijo el vicecoordinador de los diputados del PRI, Adolfo Mota.

Mientras un diputado priísta presentaba el jueves la iniciativa -que contempla además el desembolso de dinero para mejorar los servicios médicos-, unos 30 diputados de izquierda tomaron parte de la tribuna del Congreso para manifestarse con pancartas y gritos en contra de la reforma.

Los partidos de izquierda, que no tienen mayoría de asientos en el Congreso, se muestran renuentes a aprobar reformas que interesan al gobierno de Calderón. En el caso del proyecto sobre el sistema de pensiones afirman que fue elaborado sin consultar a los trabajadores.

Cuentas individuales de retiro

Los funcionarios estatales mexicanos, entre ellos maestros y otros empleados públicos, actualmente combinan sus ahorros para su retiro en un fondo común en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Con la reforma, los nuevos empleados estatales pasarían a tener una cuenta individual de retiro en una administradora de fondos de pensión manejada por el Estado y podrían monitorear sus aportes.

Los analistas económicos siguen de cerca las conversaciones de la reforma, porque las crecientes obligaciones del Estado hacia sus trabajadores por concepto de pensiones son causa de déficit presupuestarios cada vez más grandes.

El diputado del PAN Benjamín González dijo que este año el gobierno destinará 50,000 millones de pesos (4,487 millones de dólares) para cubrir las necesidades del ISSSTE y que con esta reforma las arcas del Estado no tendrían ahorros inmediatos.

"Sin embargo, se interrumpe el crecimiento explosivo del déficit y en cinco o seis años empezaríamos a ver los ahorros", agregó a Reuters González, un ex director del ISSSTE.

Apoyado por la noticia de la presentación de la reforma al sistema de pensiones estatal, el precio del bono gubernamental de referencia a 10 años  ganaba el jueves 0.382 con un rendimiento de 7.76 por ciento.

Mota dijo que el acuerdo entre el partido oficialista y cuatro fuerzas de oposición sobre el tema de pensiones puede abrir el camino para postergadas reformas, como la fiscal, que busca elevar la débil recaudación del país y cuyo proyecto está preparando el gobierno de Calderón.

Ahora ve
No te pierdas