México celebra primera unión homosexual

Dos hombres se convirtieron hoy en la primera pareja unida bajo la Sociedad de Convivencia
Primer unión gay en el DF. (Reuters)  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Dos jóvenes abogados celebraron el viernes la primera unión civil homosexual en la Ciudad de México, capital de uno de los países más católicos del mundo, considerado tradicional y machista.

Alejandro Díaz, de 27 años, y Rafael Ramírez, de 31, realizaron los trámites exigidos por una norma aprobada en noviembre por el Congreso capitalino que busca dar un marco legal a parejas que viven bajo un mismo techo, sean homsexuales o no, y garantiza derechos tales como los de sucesión.

"Estoy feliz. El hecho de ser la primera pareja jurídica e históricamente, abre una puerta", dijo Díaz a periodistas luego de la ceremonia en la que participaron familiares de la pareja, amigos y funcionarios de la delegación Venustiano Carranza, una de las 16 áreas en que se divide la ciudad.

Ramírez vestía traje oscuro y Díaz un sobrio traje gris, ambos sin corbata.

Otras parejas, algunas de ellas de mujeres, acudieron también a otras delegaciones para registrar su unión civil.

En Iztapalapa, en el oriente de la ciudad con dos millones de habitantes, Antonio Medina y Jorge Cerpa registraron su unión en un acto ante 300 personas en la explanada del gobierno delegacional, que tuvo como música de fondo a una orquesta.

Medina y Cerpa, reportero y comerciante respectivamente, sellaron su enlace con un beso vestidos con trajes oscuros mientras eran vitoreados por familiares y activistas. Algunos de ellos ondeaban la bandera multicolor de los homosexuales.

Menos hipocresía

Cuando ambos se besaron una cantante interpretaba el bolero "Bésame Mucho". Antes la orquesta tocó "Somos Novios", de Armando Manzanero, y "Amor de Hombre", de Mocedades.

"Su beso anuncia un país con un poco más de igualdad, con un poco menos de hipocresía, con un poco más de erotismo", dijo la actriz Sabina Bergman al finalizar la ceremonia.

Más tarde estaba prevista la actuación de algunos grupos de rock, como Maldita Vecindad.

Dos mujeres celebraron en febrero la primera unión civil del mismo sexo en México, el segundo país con más católicos del mundo después de Brasil, luego de que entró en vigor una reforma al código civil que reconoce las parejas de homosexuales en el norteño estado de Coahuila.

En la capital mexicana la llamada Ley de Sociedades de Convivencia regirá para los 8.6 millones de residentes.

Al finalizar la primera ceremonia, que incluyó música de fondo y una lectura previa de dos poemas referidos al amor homosexual, Díaz y Ramírez se dieron un abrazo y posaron para los fotógrafos, pero no se besaron.

"Estuvimos de acuerdo con Alejandro en no darnos beso, no va a haber 'show'", dijo Ramírez a Reuters.

Los dos abogados viven juntos desde hace tres años en un modesto apartamento cercano al aeropuerto internacional de la Ciudad de México y trabajan como asesores del diputado David Sánchez, un abierto homosexual y promotor de la ley.

La pareja tenía previsto partir de viaje a Cancún en la noche del viernes por tres días, aunque planeaban una luna de miel larga para diciembre en Francia.

Díaz dijo que espera que la ley se pueda perfeccionar en el futuro para permitir la adopción de hijos que él desea tener, pero su pareja por el momento no.

En la Zona Rosa, un barrio céntrico con centros nocturnos frecuentado por homosexuales, bares con nombres tales como "Híbrido", "Histeria" y "Cabaretito Neón" preparaban fiestas especiales para celebrar la entrada en vigencia de la ley.

La ley no sólo está enfocada en la comunidad homosexual, pero ésta se convirtió en su principal promotora desde que se presentó su iniciativa.

Ahora ve
No te pierdas