Senado aprueba en lo general Ley ISSSTE

Con 85 votos a favor y 32 en contra la nueva Ley del ISSSTE fue aprobada en medio de protestas; La ley que la semana pasada la aprobara la cámara baja, mañana seguirá el debate de vario artíc
Con 85 votos a favor y 32 en contra la Ley del ISSSTE fue ap
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El Congreso mexicano aprobó el martes una reforma al sistema de pensiones de los trabajadores estatales, clave para el gobierno, en medio de protestas de sindicalistas contra el proyecto.

La reforma, que daría a los empleados del gobierno cuentas de retiro individuales en lugar del sistema actual de fondo común, fue aprobada el martes en el Senado por 85 votos a favor y 32 en contra, tras haber sido aprobada la semana anterior por la Cámara de Diputados.

En ambas cámaras el proyecto recibió el apoyo del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), de derecha, y del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI). El izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) votó en contra.

Miles de trabajadores bloquearon por varias horas avenidas céntricas de la Ciudad de México y muchos de ellos se concentraron luego en las inmediaciones del Senado, en el Centro Histórico, donde la policía instaló un fuerte operativo de seguridad para impedirles el paso.

Aún así, varios cientos se enfrentaron con la policía lanzando botellas y otros objetos. En respuesta, recibieron gases lacrimógenos.

La reforma, impulsada por el presidente Felipe Calderón, es clave para el gobierno porque aligerará el déficit presupuestario que para el Estado han significado por décadas las obligaciones por concepto de pensiones.

"La reforma implica la garantía financiera para el pago de las pensiones futuras (...) y sobre todo abre el camino que le permite a nuestro país sentar las bases de un desarrollo económico con finanzas publicas sanas", dijo durante la discusión el senador panista Guillermo Anaya.

Este año, el gobierno tendrá un déficit en el sistema de pensiones de 42,000 millones de pesos (3,802 millones de dólares), según legisladores oficialistas.

Pero los sindicatos y la izquierda creen que lesiona derechos adquiridos de los empleados públicos, que se hizo sin consultar a los trabajadores y con poco tiempo para analizar su impacto sobre ellos y en las arcas del gobierno.

"Es una reforma que sustituye la obligación del Estado mexicano en materia de pensiones para colocar un sistema de esfuerzo individual (...) Tiene la premisa de que cada quien se rasque con sus propias uñas", dijo Carlos Navarrete, coordinador de los diputados del PRD.

La reforma contempla el desembolso de fondos gubernamentales para mejorar los servicios médicos y aumentar gradualmente la edad de jubilación de los trabajadores.

"Vamos ahora a salir jubilados siendo unos ancianos y así ¿qué vamos a hacer?", se preguntó Crecencio Mejía, trabajador administrativo del sindicato de maestros, uno de los manifestantes instalados en torno al recinto del Senado.

Los trabajadores estatales, incluyendo al poderoso sindicato de maestros, actualmente combinan sus ahorros para el retiro en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Los manifestantes portaron pancartas con leyendas como "diputados y senadores, repudiamos su actitud de entregar nuestro dinero a los banqueros" en relación a que la reforma implicará cuentas individuales de ahorro.

Analistas y los mercados financieros ven con buenos ojos la reforma porque creen que abrirá el camino a otras postergadas reformas económicas clave como la energética y fiscal, que el anterior presidente, Vicente Fox, no logró concretar.

Ahora ve
No te pierdas