Gran Bretaña pide a ONU condenar a Irán

El país europeo solicitó al Consejo de Seguridad que exija la liberación de los marinos; el primer ministro británico declaró que su gobierno no negociará con Irán.
La visita de Blair hubiera sido la de mayor nivel diplomátic
NUEVA YORK (AP) -

Gran Bretaña le solicitó este jueves al Consejo de Seguridad de la ONU que condene a Irán por la captura de 15 marineros británicos y exija la inmediata liberación de los militares.

Los marineros británicos estaban en aguas iraquíes y cumpliendo un mandato del organismo mundial, insistieron las autoridades británicas.

Irán, por su parte, amenazó con procesar a los británicos.

Un canal de televisión británico reportó que Irán había divulgado una carta escrita por la única mujer soldado entre los capturados, la marinera Faye Turney, llamando a una retirada de todas las fuerzas extranjeras de Irak.

''¿No es hora de retirar nuestras fuerzas de Irak y dejar que los iraquíes decidan su propio futuro?'', dice la carta, según el canal Sky News, dirigida al parlamento británico.

Por su parte, el primer ministro británico Tony Blair declaró que su gobierno no negociará sobre los marineros.

''Lo importante es que regresen sanos y salvos, pero no podemos entrar en algún tipo de regatear'', dijo Blair en una entrevista con ITV News. ''Lo que se debe hacer cuando se trata de gente como el régimen iraní es explicarles, una y otra vez, con mucha paciencia, lo que deben hacer y al mismo hacerles saber claramente que habrá consecuencias si no están dispuestos a entrar en razón''.

La televisión estatal iraní presentó imágenes de lo que dijo fue la operación de captura de los británicos. El video dura apenas cinco segundos: se escuchan disparos y un helicóptero descendiendo sobre balsas inflables en aguas agitadas. Lanchas iraníes rodean la zona y guardias iraníes realizan disparos al aire. Se ve después a los marineros británicos en una balsa con bandera iraní.

El negociador iraní Ali Larijani declaró a la televisión estatal que los líderes británicos ''se han equivocado con este asunto'' y advirtió que ''este caso podría enfrentar un camino legal'', una clara referencia de que Teherán acusaría a los marineros ante los tribunales.

El jefe del ejército iraní, el general Ali Reza Afshar, dijo que debido al ''comportamiento equivocado'' del gobierno británico, ''la liberación de la soldado ha sido suspendida'', de acuerdo con la agencia semioficial de noticias iraní Mehr.

El canciller iraní había expresado el miércoles que Teherán liberaría a Turney, la única mujer de los 15 marineros detenidos la semana pasada en lo que Irán sostiene eran sus aguas territoriales, cerca de Irak.

Gran Bretaña sostiene que los 15 marineros fueron capturados en aguas iraquíes después de requisar un buque mercante, y le ha pedido al Consejo de Seguridad que respalde su pedido de liberación inmediata.

El gobierno británico ha congelado los lazos bilaterales con Irán. Pero en declaraciones a la Agencia de Noticias República Islámica, un funcionario iraní restó importancia a ello.

''Las relaciones de Teherán y Londres ya están frías'', expresó la fuente no identificada por la agencia.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Irán planeaba enviar una carta a la ONU para protestar por la violación de sus aguas territoriales, dijo la agencia IRNA.

Fuentes diplomáticas en el Consejo de Seguridad vaticinaron obstáculos para el comunicado de prensa propuesto por la misión británica ante la ONU, debido a la posibilidad de que Rusia u otros países se opongan porque declara que los marineros británicos estaban actuando ''en aguas territoriales iraquíes'', algo que el gobierno iraní niega.

El portavoz del primer ministro Blair, en tanto, dijo que Gran Bretaña quería resolver la crisis rápidamente y sin un ''enfrentamiento por esto''.

''No estamos buscando arrinconar a Irán. Simplemente estamos diciendo, 'por favor liberen al personal (británico) que no debería haber sido capturado''', manifestó el portavoz a condición de mantener su nombre en el anonimato, siguiendo la política del gobierno.

Por otra parte, el embajador británico en Teherán presentó una queja oficial por la decisión de Irán de transmitir imágenes de la marinera en la televisión estatal, dijo la cancillería británica.

''El embajador británico en Teherán se reunió con funcionarios del ministerio de Relaciones Exteriores iraní para protestar por las imágenes de televisión de la marinera Faye Turney'', expresó un portavoz de la cancillería que pidió mantener su nombre en el anonimato siguiendo la política del departamento.

El portavoz agregó que Gran Bretaña demandó también ''la inmediata liberación de los 15 soldados, información sobre su paradero y acceso consular como preludio de su liberación''.

En el video transmitido el miércoles en el canal árabe de Irán, Turney manifestó que su grupo había ''ingresado sin autorización'' a las aguas iraníes. Se la veía con la cabeza cubierta por un velo negro a la usanza islámica, fumando un cigarrillo en un cuarto con cortinas floreadas.

En Bagdad, en tanto, el cónsul de Irán en Basora denunció que un grupo de soldados británicos había rodeado su oficina y efectuado disparos al aire, pero Gran Bretaña negó las alegaciones.

El ministerio de Defensa de Londres manifestó que se trató de un intercambio de disparos después que los soldados británicos que patrullaban un área cercana al consulado iraní fueron atacados.

El cónsul general iraní, Mohamed Ridha Nasir Baghban, dijo que las fuerzas británicas habían realizado un ''hecho provocativo'' que ''podría empeorar la situación de los marineros británicos''.

Un grupo de estudiantes iraníes, asimismo, realizó una pequeña manifestación frente a la embajada británica en Teherán demandando que los marineros sean enjuiciados en un tribunal iraní. Un cartel pedía la ejecución de los ''15 agresores británicos''.

La manifestación fue pacífica, de acuerdo con un informe difundido por la agencia estatal de noticias IRNA en su página de la internet.

Ahora ve
No te pierdas