Cristo de chocolate causa polémica en NY

Un grupo católico denunció la escultura de chocalate Jesus como una agresión contra el cristian la obra titulada "Mi dulce Señor" de 1.8 metros es exhibida en la Galería Lab del Hotel Roger
La escultura “Mi dulce Señor” fue creado con más de 90 kg de  (Foto: )

Un grupo católico denunció una escultura de Jesús hecha de chocolate que se exhibe en una galería en Nueva York, calificándola como una agresión contra el cristianismo.

La obra, titulada ''My Sweet Lord'' (''Mi dulce Señor''), ''es una de las peores agresiones que se hayan hecho a la sensibilidad de los cristianos'', manifestó Bill Donohue, titular de la Liga Católica.

''No sólo por lo desagradable del retrato, sino también por el momento: llama la atención que se haya elegido la Semana Santa'', agregó.

La escultura de 1.8 metros del artista Cosimo Cavallaro iba a ser presentada el lunes, un día después del Domingo de Ramos y solo cuatro días antes del momento en que los católicos marcan la crucifixión de Jesús, el Viernes Santo. El último día de la exhibición en la Galería Lab del Hotel Roger Smith de Manhattan estaba previsto para el Domingo de Pascua.

''El hecho de que eligieron la Semana Santa muestra que lo calcularon, que era algo deliberado'', manifestó Donohue, cuyo grupo representa a 350.000 católicos de todo el país.

Pidió asimismo un boicot económico al hotel, al que describió como ''moralmente quebrado''.

El director creativo de la galería, Matt Semler, expresó que recibieron numerosos llamados telefónicos y mensajes de correo electrónico de gente enojada con la exposición.

Semler dijo que la galería consideraba cuáles eran sus opciones en medio de las críticas.

''Estamos obviamente sorprendidos por la respuesta abrumadora y la ofensa que ha sentido la gente'', manifestó Semler. Dijo que el hecho de que la exhibición fuera en Semana Santa, era una coincidencia desafortunada.

''Estamos en el proceso de ver qué es lo que vamos a hacer'', sostuvo.

La escultura fue creada con más de 90 kilogramos de chocolate de leche, y muestra a Cristo con sus brazos extendidos como si estuviera sobre una cruz invisible. A diferencia del retrato religioso típico de Cristo, el trabajo de Cavallaro no incluye taparrabos.

Ahora ve
No te pierdas