El D.F. desperdicia 40% del agua potable

La crisis del agua se resume en una falta de recursos económicos y de conciencia social; si en México no se hace algo ya, el problema será desastroso en poco tiempo.
El agua, un recurso agotable. (Dreamstime)
Regina Reyes-Heroles C.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Distrito Federal no sólo es la zona urbana con más problemas de suministro de agua, también es la que más desperdicia el vital líquido.

Cada segundo que pasa se consumen 60,000 litros de agua en el D.F. y la Zona Metropolitana, de los cuales 40% se desperdicia en fugas.

“Lo que está pasando a nivel nacional es una descapitalización de los organismos municipales del agua”, dijo el Director General de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), el ingeniero José Luis Luegue Tamargo.

Para empezar a revertir este problema es necesario crear una conciencia sobre la falta de agua, porque “lo que no nos cuesta, no lo cuidamos”, dijo Tamargo, por lo que se debería plantear la posibilidad de cobrar el precio real del agua a los mexicanos para poder así hacer las inversiones necesarias. Sólo en el Valle de México se calcula que serían de vital importancia unos 40,000 millones de pesos (mdp) en saneamiento de agua, cantidad casi igual a la que se necesita a nivel nacional, unos 50,000 mdp. De otra manera el agua se va a acabar, la crisis es inminente y  

Mientras en Monterrey los vecinos pagan el costo real del agua, y Querétaro y Aguascalientes tienen tarifas altas a nivel nacional, en la Ciudad de México se subsidia el agua a niveles estratosféricos. Traer 1,000 litros de agua a la capital cuesta 10 pesos y en promedio los ciudadanos sólo pagan dos pesos, lo que resulta en un subsidio de ocho pesos.

Para conseguir un pago que refleje el consumo real del agua, “la medición es fundamental”, comentó Tamargo, quien hará esfuerzos para hacer un llamado a las autoridades y a los mexicanos a que tomen conciencia de la realidad de esta crisis.

“La escasez de agua en la Ciudad de México es un hecho comprobado”, añadió Tamargo. De hecho, México es el segundo país que más consume agua embotellada.

Un litro de agua embotellada cuesta 14 pesos, precio que se paga sin mucho cuestionamiento por los mexicanos. Esto quiere decir que sí hay disposición para pagar por el agua, pero sólo la que viene en un contenedor de plástico.

Ahora ve
No te pierdas