Embajador iraní: Marinos serían juzgados

Los 15 marineros británicos pudieran ser juzgados, según el representante gobierno de Irán; el delito es que violaron las leyes internacionales.
TEHERÁN (AP) -

El embajador de Irán en Rusia reiteró que los 15 marineros británicos detenidos por Teherán pudieran ser juzgados por violación de las leyes internacionales, dijo el sábado la agencia noticiosa estatal IRNA.

La amenaza ya había sido formulada a comienzos de esta semana por otros funcionarios iraníes.

Gholam-Reza Ansari dijo el viernes al canal Vesti-24 de la televisión rusa que Irán había emprendido una investigación de los marinos británicos, y añadió: ''Ellos serán juzgados si hay evidencias suficientes de su culpabilidad'', reportó IRNA.

En declaraciones que efectuó después de la amenaza iraní, la ministra de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña Margaret Beckett instó a Teherán a resolver pacíficamente la crisis desatada tras la captura de los marineros y dijo que Londres seguía abierto al diálogo.

''Instamos a Irán a resolver pacíficamente este asunto'', expresó Beckett a las márgenes de una reunión de los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea que se realiza en esta ciudad.

Cuando le preguntaron sobre los comentarios del embajador Ansari, Beckett respondió: ''Estoy preocupada ... no es la primera persona que efectúa declaraciones inquietantes''.

La diplomática manifestó que ''continuamos expresando nuestra predisposición de dialogar con Irán''.

Anteriormente, el ministerio de Relaciones Exteriores británico había destacado que los comentarios del embajador no alteran la opinión de Londres sobre los pasos necesarios para resolver el conflicto.

''Esto no cambia nuestra postura; hemos dejado perfectamente claro que nuestro personal estaba en aguas iraquíes y seguimos pidiendo acceso inmediato de ellos a su consulado, así como su liberación inmediata'', dijo una vocera de la cancillería, quien solicitó permanecer en el anonimato, en cumplimiento de las reglas de su gobierno.

El ministro alemán de Relaciones Exteriores Frank Walter Steinmeier, por su parte, pidió a Irán que alivie las tensiones creadas con la captura de los soldados británicos y condenó la decisión de Teherán de mostrar a varios de los cautivos en la televisión.

Las declaraciones de Ansari reflejan los comentarios emitidos esta semana por Alí Larijani, el principal negociador de Irán en política exterior.

Larijani dijo a la radio estatal iraní que si Gran Bretaña conservaba su actitud actual ante el conflicto, ''este caso podría seguir un camino legal. Los líderes británicos han hecho cálculos erróneos en este asunto''.

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad expresó el jueves al primer ministro turco Recep Tayyip que el caso había comenzado una etapa legal de investigación, reportó la televisión estatal.

Ansari reiteró también la posición iraní de que el gobierno británico podría resolver la crisis admitiendo que los soldados ingresaron a las aguas de Irán.

''Si el gobierno del Reino Unido admite su error y se disculpa ante Irán por el hecho de que sus marineros ingresaron sin autorización a las aguas territoriales iraníes, el asunto puede resolverse fácilmente'', sostuvo.

El diplomático dijo que el gobierno británico había agravado la crisis al llevar el caso al consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en lugar de resolverlo a través de negociaciones bilaterales.

Gran Bretaña ha cancelado la mayoría de los contactos con Irán y refirió el tema al Consejo de Seguridad, que el jueves expresó una ''fuerte preocupación'' por la detención de los militares británicos de la semana pasada.

Los soldados británicos fueron capturados por las fuerzas navales iraníes el 23 de marzo, mientras patrullaban un área cercada al canal Shatt al-Arab, disputado entre Irán e Irak.

El ministro alemán Steinmeier consideró que ''los 15 soldados deben ser liberados; los diplomáticos británicos deben de tener acceso de inmediato para hablar con los detenidos'', según un artículo de su autoría publicado en el semanario Bild am Sonntag, y dado a conocer el sábado por la publicación.

''Si el liderazgo de Teherán cree que alguien considera esta medida como un alarde de fuerza, se equivoca'', escribió Steinmeier, según Bild am Sonntag. ''Apelo al liderazgo de Teherán para que alivie la tensa situación. No debe ocurrir una nueva escalada''.

Alemania ocupa la presidencia rotativa de la UE. En el artículo del sábado, Steinmeier condenó tanto la captura de los militares como la aparición en televisión de varios de sus captores.

Ahora ve
No te pierdas