El muro combatirá el narcotráfico: Bush

El mandatario afirmó que el muro entre México y EU frenará la inmigración y el tráfico de droga habrá manifestaciones en diversos países de América Latina durante su visita que comienza mañan
WASHINGTON (Agencias) -

El presidente estadounidense, George W. Bush, aseguró que su decisión de reforzar la seguridad de la frontera con México, incluida la construcción de un polémico muro de miles de kilómetros, ayudará a frenar a la inmigración ilegal y al narcotráfico.

El mandatario estadounidense defendió el aumento de la seguridad en la frontera que Estados Unidos (EU) comparte con un país, que es su principal aliado, en momentos en que Latinoamérica se debate entre las naciones críticas de Washington lideradas por Venezuela y un puñado de gobiernos cercanos a Bush.

"Tenemos que reforzar nuestras fronteras para que sea más difícil para los narcotraficantes poner sus drogas en el mercado", dijo Bush.

La ley para la construcción de la muralla, aún sin fondos asignados, busca frenar la creciente ola de inmigrantes ilegales a Estados Unidos, donde viven unos 12 millones de indocumentados en su mayoría mexicanos.

"Uno puede aumentar el costo de conseguir drogas en nuestro país si hace más difícil que ellas entren por nuestras fronteras", puntualizó el mandatario.

Bush asumió la parte de responsabilidad que cabe a su país en el tráfico de drogas como principal mercado consumidor de la región y reconoció que el contrabando de armas estadounidenses a México es un tema preocupante ya que alimenta la delincuencia a ambos lados de la frontera.

El presidente de EU estará en tierra mexicana el 12 y 13 de marzo próximos.

México y Estados Unidos mantienen una estrecha relación diplomática y son socios comerciales bajo el tratado comercial Nafta, del cual también participa Canadá.

El viaje de seis días de Bush a Brasil, Uruguay, Colombia, Guatemala y México que empieza el jueves en San Pablo busca llevar un mensaje positivo de Estados Unidos a la región.

Washington está bajo críticas por haberle dado la espalda a Latinoamérica desde los ataques del 11 de septiembre del 2001.

Durante su visita a diversas naciones de América Latina, Bush afirmó que en el caso de Uruguay no prevé forzar a su colega Tabaré Vázquez a un acuerdo de libre comercio.

''Explicaré mi punto de vista sobre por qué espero que podamos continuar lo que ha sido una relación constructiva con Uruguay sin presionar el caso más allá de lo políticamente posible'', dijo.

Bush, quien estará en Uruguay dos noches entre el viernes y domingo, formuló sus comentarios durante una entrevista el martes en la Casa Blanca con periodistas de los países que visitará en su gira que empieza el jueves y que también incluyen a Brasil, Colombia, Guatemala y México.

Para entrar en un TLC con Estados Unidos, Uruguay tendría que abandonar el Mercosur, la unión aduanera que conforma con Brasil, Paraguay y Argentina.

Vázquez se ha resistido a ese rompimiento, aunque ha dicho que ''Uruguay, en el marco del Mercosur va a defender su derecho a llevar adelante intercambios bilaterales con otros países y con otras regiones''.

Protestas contra Bush

En Brasil, donde comenzará la gira latinoamericana de Bush, estudiantes y sindicatos planean protestas contra el presidente durante el jueves y el viernes, principalmente en la avenida Paulista de Sao Paulo, centro financiero del país.

La Unión Nacional de los Estudiantes (UNE) de Brasil creó un "Comando de Caza" a Bush, al quien intentarán acercarse para repudiar su presencia en el país.

"Intentaremos aproximarnos lo máximo posible al hotel o al lugar donde ocurrirán las reuniones para hacer una gran manifestación y mostrar todo nuestro repudio al enemigo número uno de la humanidad", dijo Lúcia Stúmpf, directiva de la agrupación estudiantil.

Antonio Carlos Spis, miembro de la dirección de la Central Única de los Trabajadores (CUT), dijo que las movilizaciones, en las que se esperan unas 10.000 personas, no son contra Estados Unidos, sino específicamente contra el presidente de ese país debido a su política "belicista".

En Uruguay, el sindicato único de trabajadores, organizaciones sociales y estudiantiles, así como minoritarios sectores políticos radicales, convocaron a varias manifestaciones en rechazo a la visita.

En Colombia, las marchas contra el presidente estadounidense fueron convocadas por el opositor Polo Democrático Alternativo, de izquierda, y por centrales obreras para este miércoles por la tarde. Se esperan que miles de manifestantes concurran a las protestas.

En México, destino final de la gira del presidente, las protestas comenzarían el viernes, tres días antes del arribo del mandatario estadounidense.

La organización Red Anti-Guerra prevé manifestarse frente a la representación diplomática de Estados Unidos en la capital mexicana y a sus consulados.

Ahora ve
No te pierdas