EU y Brasil firman acuerdo de etanol

-
SAO PAULO (AP) -

En un enorme depósito de combustibles para camiones cisterna, el presidente estadounidense George W. Bush dijo el viernes que la firma de un acuerdo sobre etanol con Brasil servirá para promover la producción de combustibles alternativos en las Américas.

Bush visitó el depósito junto con el presidente brasileño Luis Inacio Lula Da Silva, pero el pacto fue firmado por la secretaria de Estado Condoleezza Rice y su colega brasileño Celso Amorim en otro lugar.

''Tiene sentido que colaboremos por el bien de la humanidad'', declaró Bush, con Lula a su lado. ''Hay grandes posibilidades de que nuestros ciudadanos puedan usar fuentes de energía alternativa para promover el bien común''.

Bush inició en Brasil una gira por Latinoamérica que incluirá también a Uruguay, Colombia, Guatemala y México.

El mandatario estadounidense espera que la firma del acuerdo energético ayude a contrarrestar los avances logrados por el presidente venezolano Hugo Chávez, ayudado por el petróleo.

En el depósito, Bush, luciendo un casco blanco, examinó tanques de semillas de girasol y cañas de azúcar, y olfateó empaques de un aceite amarillento y de etanol.

Brasil ha estado produciendo etanol por décadas, usando caña de azúcar. Casi el 80% de los vehículos que circulan en el país usan combustible hecho en base de caña de azúcar.

El acuerdo ha sido presentado como un esfuerzo por impulsar fuentes de energía alternativa. El biodiesel es una nueva iniciativa y Lula dijo que para 2010, el 5% del biodiesel brasileño provendrá de plantas como la palma africana, la semilla de algodón, el girasol y el ricino, cultivadas por pequeños agricultores.

''Ayudará a crear trabajos y a generar ingresos en las regiones más pobres del país, especialmente en la región semiárida del nordeste, donde muchos de estos cultivos son nativos'', expresó Lula en el depósito, que es operado por una subsidiaria de la empresa estatal Petrobras.

Un obstáculo en las negociaciones entre Brasil y Estados Unidos es la tarifa de 54 centavos de dólar que los estadounidenses cobran por cada galón (cuatro litros) de etanol importado de Brasil. Bush dice que esa tarifa no es negociable.

La visita de Bush ha sido marcada por protestas callejeras de sectores que opinan que el acuerdo de etanol en realidad no es otra cosa que un intento de crear un cartel para ese combustible.

Bush espera que esta gira le permita contrarrestar la influencia de Chávez en la región. El líder venezolano se encuentra en estos momentos en Argentina, donde el sábado piensa hablar durante una concentración ''antiimperialista'' en un estadio de Buenos Aires, coincidiendo con una escala de Bush en la vecina Uruguay.

''Creo que el objetivo principal de la gira de Bush es intentar lavarle la cara al imperio en América Latina. Pero es demasiado tarde'', dijo Chávez. Acotó que el mandatario estadounidense ''parece haber descubierto, recién ahora, que existe pobreza en la región''.

El asesor de seguridad nacional de Bush, Steven Hadley, desestimó las provocaciones de Chávez. ''El presidente hará lo que viene haciendo desde hace mucho tiempo: hablar de una agenda positiva''.

Bush llegó a Sao Paulo el jueves por la noche, en una misión para promover la democracia, el comercio y la cooperación para producir combustibles alternativos.

Policías se enfrentaron con estudiantes, ambientalistas y militantes de la izquierda el jueves. La policía antimotines disparó gases lacrimógenos y golpeó a algunos manifestantes con bastones después de una marcha pacífica de 6.000 personas a través del distrito financiero. La prensa local dijo que hubo 18 detenidos.

En Porto Alegre, más de 500 personas concentradas frente a una sucursal del banco Citi gritaron ''Imperialista, afuera'' y quemaron una efigie de Bush.

También hubo manifestaciones de protesta por la visita de Bush en Bogotá y México.

Ahora ve
No te pierdas