Bush vetará ley sobre fondos de Irak

El mandatario dijo que veterá la ley sobre los fondos militares de Irak aprobada por el Congres en caso que Bush vete las iniciativas, ambas cámaras deberán votarlas nuevamente.
WASHINGTON (AP) -

El presidente estadounidense George W. Bush reiteró hoy que vetará la ley que condiciona los fondos militares para Irak, al tiempo que advirtió ésta forzaría a ampliar la estancia de miles de tropas que están en ese país.

En conferencia de prensa en la Casa Blanca y en un abierto reto a los demócratas, Bush urgió a turnarle cuanto antes la legislación aprobada para vetarla de inmediato, reiterando su confianza en que su partido tiene los votos en el Congreso para preservarlo.

El mandatario agregó que el retraso en el envío de la legislación aprobada por el Congreso ocasionará además recortes en programas de capacitación y para la formación de nuevas brigadas de combate.

Bush acusó a los líderes demócratas en el Congreso tener más interés en "pelear batallas políticas en Washington, que en proveer nuestras tropas con lo que necesitan para pelear batallas en Irak".

"Si los líderes demócratas en el Congreso están inclinados a hacer una declaración política, ellos necesitan enviarme esta inaceptable ley tan pronto como sea posible. La vetaré y después el Congreso puede volver a aprobar fondos", puntualizó.

El presidente estadounidense agregó que si el Congreso fracasa en enviarle una nueva ley para mediados de este mes, los problemas derivados por el atraso en la disposición de estos fondos "se harán aún más agudos".

Las declaraciones de Bush constituyeron la última respuesta a las leyes de gastos de emergencia aprobadas días atrás en el Congreso, donde ahora las dos cámaras buscan reconciliar sus versiones antes de turnar la ley al mandatario.

La iniciativa aprobada por el Senado incluye 122,000 millones de dólares (mdd) de gastos de emergencia para financiar la guerra en Irak y Afganistán, unos 19,000 mdd adicionales a los solicitados originalmente por Bush. También fijo la meta de un retiro de tropas estadounidenses en Irak para marzo de 2008,.

Una iniciativa similar fue aprobada en la Cámara de Representantes la semana pasada, pero difiere por cuanto ordena el retiro de las tropas en Irak para finales de agosto de 2008, si las autoridades de ese país fracasan en cumplir varios requerimientos.

La versión de la Cámara Baja aprobó además un monto de gastos de guerra superior al aprobado en el Senado, por 124.3 mil millones de dólares.

En caso que Bush vete las iniciativas, ambas cámaras deberán votarlas nuevamente y será necesaria la concurrencia de dos terceras partes tanto del Senado como la de la Cámara de Representantes.

Para Bush, el atraso en la asignación de los fondos afectará el nivel de respuesta del Ejército estadounidense, forzando a El Pentágono a adoptar "medidas draconianas", cuyos efectos se extenderán a las familias de las tropas.

"El fracaso del Congreso para aprobar fondos para las tropas en la línea de combate significará que algunas de nuestras familias podrían esperar más tiempo para reunirse con sus seres queridos, mientras otros los verán regresar a la guerra antes de tiempo", precisó.

Tal prospecto "es inaceptable para mi y creo que es inaceptable para los estadounidenses", concluyó el mandatario.

 

Ahora ve
No te pierdas