Elecciones en AL, vulnerables al lavado

Los procesos electorales en Latinoamérica sufren el riesgo de ser infiltrados por dinero ilícit Transparencia Internacional hizo un estudio en ocho naciones para detectar las debilidades.
Transparencia Internacional alerta sobre los riesgos del fin  (Foto: )
CIUDAD DE PANAMA (CNN) -

Los procesos electorales en Latinoamérica están en creciente riesgo de ser infiltrados por el dinero de las actividades ilícitas, ante los escasos controles sobre los manejos financieros de los partidos políticos, dijo el domingo Transparencia Internacional (TI).

La directora para las américas de la organización, Silke Pfeiffer, dijo tras presentar los resultados de un estudio de ocho países latinoamericanos que es preocupante la falta de transparencia, pues ningún país está cumpliendo a cabalidad sus leyes en este campo.

Los países considerados en el estudio de la organización no gubernamental, que sigue de cerca la corrupción, fueron Argentina, Colombia, Costa Rica, Paraguay, Guatemala, Nicaragua, Panamá y Perú.

"Todos los países están en riesgo, no hay ningún campeón, ningún país se salva", aseguró Pfeiffer tras destacar que esta situación convierte a la región en presa fácil de la corrupción y del lavado de dinero.

En un comunicado publicado en su página de internet (http://www.transparency.org) la organización añadió que en los ocho países "el financiamiento de partidos políticos y campañas electorales se desarrolla en la oscuridad".

La investigación, llevada a cabo entre el 2006 y el 2007, es parte del llamado Proyecto Crinis, que se lleva a cabo en conjunto con el Centro Carter de Estados Unidos.

La investigación midió 140 indicadores, que van desde la contabilidad interna en los partidos hasta la falta de divulgación sobre el financiamiento público y privado de los procesos electorales. Ninguno de los países salió bien parado.

"Nadie pasó el examen de acuerdo a nuestros estudios (...) hay una agenda pendiente de todos los países para que cumplan con sus funciones de control", sostuvo Pfeiffer.

Entre los principales problemas, Transparencia Internacional mencionó la escasez de información al público, la falta de rendición de cuentas de los candidatos, el hecho de que las donaciones privadas se mantienen fuera de la contabilidad, y la poca confianza en la propia supervisión.

El estudio no estableció un escalafón sobre cual fue el país mejor evaluado, pero si advirtió que países como Argentina, Colombia y Nicaragua tienen leyes que obligan a los partidos a rendir cuentas públicas, pero que no se cumplen.

Pfeiffer dijo que el estudio no investigó casos específicos de elecciones vinculadas con el lavado de dinero, pero destacó que se encontraron numerosas denuncias de la sociedad civil en países como Colombia.

Ahora ve
No te pierdas