Tren francés rompe récord de velocidad

El ferrocarril especial llamado V150 alcanzó una velocidad de 574.8 kilómetros por hora; el récord previo de velocidad para un tren sobre rieles en Francia fue de 515.3 kilómetros por
El TGV alcanzó los 574.8 kilómetros por hora (Reuters).
A BORDO DEL TREN V150, Francia (CNN) -

Un tren TGV francés estableció el martes un récord mundial de velocidad sobre rieles al alcanzar los 574.8 kilómetros por hora, a lo largo de una nueva línea construida en la región francesa de Champaña.

El tren especial llamado V150, una versión mejorada de los ferrocarriles que circularán desde junio por la línea que une París y Estrasburgo, se ha estado preparando para el récord durante semanas y en el intento oficial transportó a periodistas y otros invitados.

La compañía Alstom, el grupo estatal de ferrocarriles SNCF y el operador de las vías RFF se unieron para demostrar la excelencia en ingeniería francesa y mejorar las perspectivas de exportaciones para los trenes del país.

El récord absoluto de velocidad en ferrocarriles fue establecido en Japón en el 2003 por un tren "maglev", en 581 kilómetros por hora. Sin embargo, éstos no corren por vías sino que se deslizan por un campo magnético.

El récord previo de velocidad para un tren sobre rieles fue de 515.3 kilómetros por hora, establecido en Francia en 1990.

Fuera de Train a Grande Vitesse (TGV, por sus siglas en francés) en Francia y Shinkansen en Japón, la alemana Siemens y la canadiense Bombardier también fabrican trenes de alta velocidad.

El V150 estaba conformado por dos coches normales que funcionarán por la red de TGV en el este del país, tres vagones de dos pisos y tres conjuntos de ruedas motorizadas. El tren puede generar más de 25,000 caballos de fuerza, el doble que un TGV convencional.

El récord se estableció entre Preny, cerca de Metz, al este de Francia, y Bezannes, próximo a Reims. Fue transmitido en vivo por la televisión francesa y alemana.

En Francia, los trenes de alta velocidad, al igual que las conexiones ferroviarias con Londres, Bruselas, Colonia y Amsterdam, están compitiendo con los aviones, y varias líneas aéreas regionales francesas han desaparecido desde que TGV comenzó a operar en 1981.

Ahora ve
No te pierdas