Cárteles México envían mensajes letales

Los narcotraficantes encabezan una campaña publicitaria sin precedentes en su lucha de poder; los asesinatos y torturas ahora incluyen la difusión en medios electrónicos.
AI destacó en su informe anual que la violencia generada en
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

Las cabezas de dos policías, goteando sangre, fueron empaladas en picos de metal que sobresalían de un muro de cemento en la ciudad turística de Acapulco. Gruesas letras negras trazadas sobre una cartulina fluorescente rezaban: ''Para que aprendan a respetar''.

La escalofriante demostración de brutalidad fue tan efectiva que aparentemente desató una monstruosa moda entre los narcotraficantes mexicanos, emplear la violencia como mensaje. A la demostración de hace un año le siguió una larga lista de notas empapadas de sangre en todo México.

Matar ya no es suficiente. En su lucha por las rutas de contrabando que generan miles de millones de dólares en ganancias, los narcotraficantes encabezan una campaña publicitaria sin precedentes para mostrar su carnicería y extender el miedo de forma que nadie, sus rivales, la policía o los ciudadanos, se interponga en su camino, dicen los expertos.

Los cárteles mexicanos del narcotráfico están publicando anuncios en los periódicos; colocando videos en páginas gratuitas en la Internet, incluyendo uno que muestra lo que parece ser una decapitación de un presunto asesino a sueldo y sujetando notas con picahielos a los cadáveres que dejan o pegándolas con cinta adhesiva en bolsas de basura llenas de miembros humanos.

Algunas son misteriosas, otras claras como el agua, como la que se encontró el año pasado cerca de una cabeza decapitada en el poblado de Tepalcatepec en una región montañosa, la cual rezaba: ''Vean. Escuchen. Cállense. Si quieren seguir con vida''.

''Ya se van a tener un programa de televisión, de NarcoNews, donde van a sacar los que han matado'', bromeó Jorge Chabat, experto en la lucha antinarcóticos.

Los expertos dicen que los mensajes son un indicio de que las dos principales organizaciones de traficantes de drogas en el país, el cártel del Golfo y el de Sinaloa, que rivalizan entre sí,  intentan imponer el miedo para protegerse de las medidas enérgicas contra el narcotráfico en todo el país anunciadas por el presidente Felipe Calderón.

En muchas áreas la táctica da resultados. Se está registrando una cifra récord de renuncias de policías, y los periódicos se están autocensurando.

El subprocurador general del estado de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, dijo que los homicidios y los mensajes han aparecido en una docena de estados.

''Sin ninguna duda se debe a una estrategia y un propósito concreto del crimen organizado, que consiste en generar terror en la población y desestabilizar a los gobiernos'', dijo Zuazua, en cuyo estado norteño que colinda con Texas se han perpetrado casi tres decenas de asesinatos vinculados al narcotráfico desde enero, incluyendo uno de un hombre atado que tenía un picahielo encajado, el cual sostenía un mensaje que amenazaba al procurador estatal.

 Utilizan distintos medios

Desde hace tiempo, los capos de la droga han recurrido a macabros asesinatos, homicidios característicos y estrategias de tortura para enviar mensajes a grupos rivales y a la policía. Los integrantes del desaparecido cartel de Amado Carrillo Fuentes en Ciudad Juárez solían cortar los dedos de los que los delataban y luego los empujaban por sus gargantas. A otros que los traicionaban se les daba lo que se conocía como 'corbata colombiana', en la que se les cortaba la garganta y luego se les sacaba la lengua por la herida.

Pero ahora parecen estar dirigiéndose directamente a la opinión pública.

En una de sus demostraciones más audaces, un video en el que presuntamente aparece la decapitación de un asesino a sueldo del cartel del Golfo, apareció en el sitio en la internet YouTube.com, especializado en la difusión de videos del público, y los que lo hicieron exhortaban a los mexicanos a matar a más miembros del grupo.

Las tomas muestran un hombre en ropa interior atado a una silla con una ''Z'' escrita en el pecho y el mensaje: ''Bienvenido, mata a mujeres y niños''. Se cree que la ''Z'' se refiere a los Zetas, ex militares convertidos en asesinos a sueldo del cártel del Golfo.

El hombre es interrogado por alguien que no aparece sobre los asesinatos el 6 de febrero de cinco policías de Acapulco y dos secretarias. El interrogador le pregunta repetidas veces sobre los homicidios, golpeándolo varias veces hasta que el hombre dice haber participado en los ataques.

Luego se muestra cuando se le estrangula retorciéndole una cuerda con barras de metal alrededor del cuello. Después el video muestra una imagen de su cuerpo decapitado. Las tomas concluyen con un mensaje en rojo que dice: ''Lazcano, sigues tú'', en aparente referencia a Heriberto Lazcano, jefe de los Zetas.

Cualquier persona puede colocar un video en YouTube y no hubo forma de confirmar su autenticidad ni quién lo grabó. La policía no ha hallado ningún cadáver.

El año pasado, un anuncio de media página en un periódico del estado de Michoacán fue firmado por La Familia, un oscuro grupo que se cree aliado del cártel del Golfo. El anuncio afirmaba que el grupo quería detener los secuestros, los asaltos y la venta de metanfetaminas en la entidad, ubicada en el occidente del país. Los narcotraficantes culparon de la violencia a un grupo rival e intentaron mostrarse como simples empresarios que procuraban atender su negocio.

''Tal vez en este momento la gente no nos entienda, pero sabemos que en las regiones más afectadas, comprenden nuestros actos'', señalaba, y añadía que la ''gente que trabaja en cualquier actividad decente no tiene motivos de qué preocuparse''.

El año pasado, una nota firmada por La Familia dejada cerca de cinco cabezas arrojadas en una pista de baile en un poblado de Michoacán afirmaba que este grupo ''no mata gente inocente, sólo a los que merecen morir. Todo mundo sabe eso''.

Steve Robertson, agente especial de la Agencia Antidrogas estadounidense que trabajó 17 años en la frontera entre México y Estados Unidos, dijo que la campaña publicitaria es la estrategia más reciente de los narcotraficantes para mantener el control de sus rutas de tráfico.

''Las organizaciones de narcotráfico son un negocio, y como cualquier empresa exitosa, están usando los juguetes más recientes, como el correo electrónico, los teléfonos celulares o los dispositivos inalámbricos de e-mail'', señaló. ''Se valen del miedo para controlar su zona e intimidar a los ciudadanos para que no se involucren ni cooperen con las fuerzas policiales''.

Ahora ve
No te pierdas