Ni los psíquicos lo pudieron predecir

La Profeco tomó medidas para defender al consumidor de los servicios de adivinadores; los precios son excesivamente altos y la publicidad vende verdades a medias.
¿Qué ven los adivinadores en su futuro? (Dreamstime)
Regina Moctezuma
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Por andar adivinando el futuro de los demás, los psíquicos nunca vieron el lío en que se meterían por el alto cobro de sus predicciones – una regulación que los obliga a revelar que sus servicios son mero entretenimiento.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), preocupada por la informalidad y los altos precios de la industria esotérica multimedia, les exigió modificar sus mensajes de publicidad, al incluir leyendas que previenen al consumidor sobre los costos y uso del servicio, como su propia responsabilidad.

Los precios de los servicios no bajaron –cobran hasta 60 pesos por mensaje de texto vía celular y 52 pesos por minuto de una llamada telefónica- pero ahora los adivinadores también tienen que informar sobre el costo total de las llamadas, incluyendo IVA.

“Cualquiera que se dedique a esto se va a sentir más obligado a informar bien qué es lo que hace”, aseguró Carlos Kaiser, psicólogo y miembro de la Asociación Americana de Astrólogos.

Según el psicólogo y astrólogo, el mercado esotérico en México ha tenido un crecimiento impresionante en los últimos años, ya que el consumo anual es de más de 445 millones de dólares. Esto se debe al alto nivel de creencia que tienen los mexicanos en las prácticas como el tarot, los horóscopos y las predicciones del futuro.

La última Encuesta Nacional sobre Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología en México, realizada en 2005 por el INGEI y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), confirma lo anterior, al arrojar resultados impactantes como que el 80% de los mexicanos cree más en la fe que en la ciencia.

“La gente está buscando casi desesperadamente, en un porcentaje que va más allá de la religión oficial, todas estas alternativas de tipo esotérico, ya casi en forma masiva”, afirmó Kaiser, quien aprueba las regulaciones establecidas por la Profeco y sugiere la creación de un organismo que certifique estos servicios, a manera de ‘terapias alternativas’.

Este incremento en la demanda hace pensar que no obstante las medidas de la Profeco, la gente seguirá acudiendo a las cartas, el café o la voz de un psíquico, para encontrar soluciones a sus problemas.

Ahora ve
No te pierdas