Wolfowitz, metido en lío de faldas

El presidente del Banco Mundial ayudó a una empleada, con quien se le liga sentimentalmente; el directivo se negó a “especular” sobre su eventual renuncia al cargo.
"Cometí un error, y lo siento''. (AP)
WASHINGTON (AP) -

El presidente del Banco Mundial Paul Wolfowitz declaró el jueves que lamentaba el error que cometió al ayudar a una mujer, con quien se le liga sentimentalmente, a obtener un puesto con alto salario, pero adelantó que no iba a ''especular'' si renunciará o no a su propio cargo.

Dijo que cuando vino al Banco Mundial hace dos años, planteó al comité de ética del directorio de la institución el ''potencial conflicto de intereses'' con Shaza Riza y que luego de ''amplias discusiones'' se decidió la reubicación de la mujer.

Riza recibió entonces un empleo en el Departamento de Estado en septiembre del 2005, cuando Wolfowitz estaba ya en funciones. Su salario fue calculado en 193,590 dólares al año (más de 16,000 dólares al mes) por el Proyecto de Responsabilidad de Gobierno, un grupo privado de Washington.

Wolfowitz era subjefe del Pentágono durante la época del secretario de Defensa Donald Rumsfeld cuando aceptó el cargo de presidente del Banco Mundial.

Dijo que aceptó la sugerencia del comité de ética en aras de una ''solución del caso'' con Riza y eliminar la posibilidad de que pudiera tener más repercusiones y afectar la imagen del Banco.

''Debo decirlo que he confiado en mi propio instinto al mantenerme al margen de las negociaciones'', dijo Wolfowitz. ''Cometí un error, y lo siento''.

Indicó que el caso se ha transformado en ''un doloroso drama personal'', pero tenía que seguir encarándolo debido a su interés de continuar atendiendo los intereses del Banco.

Wolfowitz habló en una rueda de prensa como parte de las actividades preparatorias de la asamblea de gobernadores del Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional, que se realizarán este fin de semana en Washington.

Preguntado que si renunciaría en caso de que lo pida el directorio del Banco, Wolfowitz dijo que ''no voy a especular'' sobre acciones a futuro.

Riza había trabajado como asesora de comunicaciones en el departamento del Medio Oriente del Banco Mundial antes de ser empleada por el Departamento de Estado.

El Departamento de Estado dijo que Riza dejó el cargo en septiembre del 2006 y ahora trabaja para la Fundación para el Futuro, una organización internacional que obtiene cierto financiamiento de esa agencia del gobierno estadounidense.

Ahora ve
No te pierdas