Casa Blanca defiende a Paul Wolfowitz

Luego que empleados pidieran la renuncia del presidente del Banco Mundial, Washington lo proteg Wolfowitz aceptará cualquier decisión de la junta de directores por aumentarle salario a su nov
WASHINGTON (Notimex) -

La Casa Blanca defendió hoy al presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, luego que la asociación de empleados de la institución pidió su renuncia a raíz del presunto favoritismo en la promoción de su novia Shaha Riza.

"El presidente tiene confianza en Paul Wolfowitz y en su trabajo", dijo la portavoz presidencial Dana Perino, en momentos que el escándalo por el ascenso de Riza ocupa crecientes espacios en la cobertura de la reunión de primavera del BM y del FMI.

La sucinta defensa de la administración Bush se produjo después que la asociación de empleados de la institución pidió la remoción de Wolfowitz, quien la víspera fue abucheado por personal del banco cuando buscaba explicarles sus acciones con relación a Riza.

En paralelo, la Junta de Directores del Banco Mundial emitió está madrugada una declaración en la cual estableció que se moverá "de manera expedita" para llegar a una conclusión sobre las acciones que recomendaría para Wolfowitz.

Riza, quien ha estado involucrada sentimentalmente con Wolfowitz, recibió un aumento salarial y fue promovida a una posición en el Departamento de Estado con un salario de más de 190 mil dólares anuales, en un proceso en el que Wolfowitz reconoce que intervino.

La mujer había sido la empleada de comunicaciones de mayor rango del Banco Mundial en la sección de Medio Oriente. Su traslado al Departamento de Estado le permitió un salario más alto que el de la propia secretaria de Estado.

Durante la jornada de inicio de trabajos de la reunión de primavera con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Wolfowitz pidió disculpas por el conflicto de intereses en la promoción y reasignación de Riza.

"Deseo que hubiera confiado en mis instintos originales y haberme mantenido fuera de las negociaciones. Cometí un error, lo cual lo siento", dijo Wolfowitz.

El titular del BM señaló que cuando asumió la presidencia de la institución, hace dos años, mencionó el asunto de un posible conflicto de intereses y pidió apartarse del asunto y que el Comité de Ética de la institución reasignara a Riza.

"Esta fue una reasignación involuntaria y creía que había un riesgo legal si no se resolvía por mutuo acuerdo. Asumo toda la responsabilidad por los detalles. No intento esconder mis acciones ni hacer a nadie responsable", agregó.

Wolfowitz ha señalado que aceptará la decisión que tome la junta de directores del Banco Mundial y rehusó especular si planeaba renunciar.

Ahora ve
No te pierdas