El rascacielos en DF a prueba de sismos

La Torre Mayor, la más grande de América Latina, cuenta con 98 amortiguadores para absorber sis el temblor de esta madrugada ni se sintió, aseguró el director general Gerald Ricker.
Torre Mayor es uno de los edificios más sustentables de Méxi  (Foto: )
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El rascacielos más grande de América Latina, la Torre Mayor, ni siquiera sintió el sismo de 6.3 grados en la escala de Richter que sacudió a la capital mexicana en la madrugada del viernes

“Anoche el sismo de 6.3 fue un no evento para la Torre Mayor, tenemos un staff de 24 horas los 7 días de la semana de seguridad y no hubo ningún movimiento del edificio, ningún impacto en electricidad, elevadores. Aún si esto hubiera pasado a medio día, la gente en el edificio no se habría dado cuenta del sismo, no lo hubieran sentido”, afirmó director general de la Torre Mayor, Gerald W. Ricker.

Diariamente más de 10,000 personas entran y salen de la Torre Mayor, aunque esta madrugada sólo había 100 personas.

La Torre Mayor cuenta con 157,000 metros cuadrados de construcción total; 46,916 metros cuadrados de concreto, 21 mil 200 toneladas de acero estructural y de refuerzo, 98 amortiguadores sísmicos y 252 pilas en la cimentación

“Los 98 amortiguadores sísmicos actúan como los de un coche, absorben la energía para que el edificio se mantenga vertical aún en un sismo de mayor magnitud que el que se vivió en la madrugada de hoy”, detalló Ricker.

Añadió que los amortiguadores están locados del piso 10 al 55, que es donde se tiene el mayor riesgo.

El rascacielos más grande de América Latina, con  225 metros en 55 pisos, tiene cimientos que van 80 metros bajo tierra, agregó el directivo.

Construir un edificio con tecnología para sismos tiene un costo 2 a 3% mayor que no hacerlo.

En la Torre Mayor se encuentran las oficinas en México de Hewlett Packard, Deloitte, Diebold, IXE Grupo Financiero, Barclays capital, Japan Airlines Internacional.

Ahora ve
No te pierdas