¿Diabéticos que prescinden de insulina?

Un experimento en Brasil logró que varios pacientes diabéticos vivieran sin tratamiento insulín el estudio es una esperanza para entre 12 y 24 millones de personas que padecen diabetes tipo I
Primera vez en la historia que enfermos diabéticos viven sin
CHICAGO (AP) -

Trece jóvenes diabéticos en Brasil lograron vivir sin inyecciones de insulina ni otros medicamentos gracias a un tratamiento inédito usando sus propias células troncales.

Aunque es demasiado preliminar como para ser calificado de cura, el procedimiento

-que involucra el trasplante de células troncales de la sangre- permitió a los jóvenes, pacientes de diabetes tipo I, vivir sin la insulina hasta por tres años.

''Es la primera vez en la historia de la diabetes tipo I que los enfermos pueden vivir sin tratamiento alguno ... sin medicina de ningún tipo, y con un nivel normal de glucosa en la sangre'', dijo el doctor Richard Burt de la Escuela de Medicina de la Northwestern University en Chicago, uno de los autores del estudio.

Aunque el tratamiento puede ser mortífero, ninguno de los 15 sujetos del experimento murió ni sufrió daños o lesiones permanentes, aunque también es cierto que para dos de ellos, el tratamiento no surtió efecto alguno.

Se necesitan estudios más amplios y rigurosos para determinar si los trasplantes de células troncales pueden ser usados como tratamiento estándar para víctimas de ese tipo de diabetes, menos común que la llamada diabetes tipo II, asociada generalmente con la obesidad.

Han surgido dudas sobre si se debió haber usado a niños en el experimento, pues el trasplante de células troncales puede tener efectos nocivos. El más joven de los pacientes tenía 14 años.

La doctora Lainie Ross, experta en ética médica de la Universidad de Chicago, sostuvo que los autores del estudio debieron haber usado primero a adultos antes de exponer a jóvenes a los peligros del trasplante de células troncales, tales como la infertilidad o el cáncer.

Además, dijo Ross, el estudio debió haber usado un grupo de control para asegurar que el tratamiento era realmente mejor que los ya existentes.

A pesar de que el estudió contó con el visto bueno de los comités de ética médica del país carioca, Richard Burt dijo que el estudio se realizó en Brasil debido a que los expertos en Estados Unidos no estaban interesados en ese método, pero afirmó que otros expertos calificaron el hallazgo de un importante avance en la lucha contra la diabetes.

Los “pacientes muestra” tienen entre 14 y 31 años de edad y acababan de ser diagnosticados con la diabetes tipo I.

Entre 12 millones y 24 millones de personas en todo el mundo padecen de este tipo de diabetes, que suele afectar a niños y a adolescentes y aparece cuando el organismo ataca sus propias células productoras de insulina en el páncreas.

Ahora ve
No te pierdas