EU reabre debate sobre armas

La masacre en Virginia encenderá de nuevo el debate sobre el control de armas; así sobre los motivos de algunas personas para abrir fuego en instituciones educativas.

El tiroteo ocurrido el lunes en la Universidad Tecnológica de Virginia encenderá un nuevo debate en Estados Unidos sobre el control de armas y lo que motiva a algunas personas a abrir fuego en escuelas o universidades.

La identidad del atacante y la causa de su agresión no se dieron a conocer de inmediato, pero con el aumento del número de muertos se ha convertido en el peor tiroteo en una universidad en la historia de Estados Unidos.

En octubre pasado, un hombre armado disparó contra 10 niñas de la comunidad amish que se encontraban en la sala de una escuela en Pennsylvania. El individuo mató a cinco de ellas, antes de suicidarse.

Los tiroteos han originado cambios en el reglamento de seguridad de las escuelas y han originado debate sobre la disponibilidad de armas.

También han impulsado el aumento de estudios académicos sobre las causas del estrés, la depresión y la violencia entre jóvenes.

Quienes llevan a cabo ataques en escuelas y universidades a veces están motivadas por enojos específicos contra instituciones o personas, dijo Nadine Kaslow, profesora y jefa del Departamento de Psicología de la Escuela de Medicina de Emory.

Algunas veces sufren enfermedades mentales y pueden estar reaccionando ante un trauma, real o imaginario, dijo Kaslow en una entrevista.

"Algunas de esas personas (...) llegan a una situación límite. Todos nosotros tenemos una conciencia que dice: "No hagas esto'", dijo, y destacó que recién empezaba a analizar el caso de la Universidad Tecnológica de Virginia.

La manera en que la prensa expone casos como el de Columbine pueden dar la idea de que cometer un delito es atractivo para ciertos individuos, sostuvo al explicar por qué tales matanzas parecen ser más llamativas en Estados Unidos que en otras naciones de Occidente.

Partidarios de un mayor control de armas señalan que su disponibilidad en Estados Unidos facilita que las personas cometan crímenes en cualquier lugar, incluyendo escuelas y universidades.

"¿Qué hemos hecho como nación sobre este problema en los ocho años posteriores a Columbine? Hicimos el negocio del día con nuestro fracaso en lidiar con la proliferación de armas en nuestro país", dijo Paul Helmke, presidente del Centro Brady para la prevención de violencia por armas de fuego.

Helmke indicó que desde el incidente de Columbine, ocurrido hace ocho años, no se ha aprobado nuevas leyes sobre el control de armas.

Agregó que una prohibición contra armas de asalto expiró en septiembre del 2004.

Varios estudios recientes se han centrado en la violencia entre estudiantes y sus causas. También han puesto atención a la intimidación en las escuelas, los grupos sociales y los efectos potenciales de la música y los videojuegos que consumen los alumnos.

Ahora ve
No te pierdas