Poderosa tormenta deja empapado a EU

Una tormenta de primavera, la peor desde 1992, arrojó fuertes lluvias en la región noreste del los gobernadores de Virginia Occidental y Nueva Jersey declararon el estado de emergencia.

Una poderosa tormenta de primavera azotó este lunes la costa este de Estados Unidos, arrojando fuertes lluvias, provocando crecidas de ríos y evacuaciones desde Nueva Jersey hasta Virginia Occidental. Al menos ocho personas murieron, dijeron las autoridades.

Los gobernadores de Virginia Occidental y Nueva Jersey declararon el estado de emergencia, que les otorga más poder para manejar los problemas relacionados con la tormenta.

El gobernador de Nueva York, en tanto, emplazó 3,200 miembros de la Guardia Nacional en áreas que podrían ser afectadas por la tormenta. Cerca de 7,500 clientes de Long Island quedaron el domingo sin servicio de electricidad, de acuerdo con las autoridades. Algunos residentes de Long Island debieron evacuar sus casas.

Se cree que era la peor tormenta desde una de diciembre de 1992 que causó daños de millones de dólares y forzó miles de evacuaciones.

Una persona murió por uno de los tres tornados que castigaron a Carolina del Sur, destruyendo o dañando decenas de casas móviles. Otras dos personas fallecieron en accidentes automovilísticos, una en Nueva York y otra en Connecticut.

La tormenta castigó también a los estados de la costa del Golfo de México el viernes y el sábado con tormentas eléctricas violentas, azotó a Texas con al menos dos tornados y causó la muerte de cinco personas antes de dirigirse hacia el noreste.

Cientos de vuelos fueron cancelados en los tres aeropuertos más importantes del área de Nueva York, y también en Filadelfia, Boston y otras ciudades del noreste el domingo. Se reportaron ráfagas de viento de hasta 77 kilómetros por hora (48 millas por hora) en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York.

Los fuertes vendavales del lunes obligaron el cierre del Aeropuerto T.F. Green en Warwick, Long Island, el lunes.

Los vientos dañaron un área de construcción en el segundo piso, expresó la portavoz del aeropuerto Patti Goldstein.

Los meteorólogos esperaban cerca de 45.7 centímetros (18 pulgadas) de nieve en las áreas más altas de Maine, Nueva Hampshire y Vermont. En la costa, los fuertes vientos y las precipitaciones hicieron que los barcos pesqueros regresaran al puerto, y los residentes se preparaban para inundaciones.

En el área de la ciudad de Nueva York cayeron más de 14 centímetros (5.5 pulgadas) de lluvia el domingo. Los residentes de al menos un vecindario de Queens recorrían las calles en botes.

En Near Hamlin, Virginia Occidental, las autoridades emitieron órdenes de evacuación para cientos de personas que viven en el área de un dique debido a los temores de que las lluvias pudieran desestabilizar la estructura.

Ahora ve
No te pierdas