Sudamérica suscribe tratado energético

Los mandatarios de 8 países realizaron una declaración conjunta para el desarrollo de la región en la I Cumbre Enérgetica de la región también se trataron temas como la constitución de la ent
PORLAMAR, Venezuela (AP) -

En medio de las divergencias surgidas en temas tales como la producción del etanol, la constitución del Banco del Sur y el cambio de nombre del bloque, ocho presidentes sudamericanos suscribieron este martes una declaración conjunta para estimular el desarrollo de los potenciales energéticos de la región.

La férrea postura brasileña de defensa del etanol llevó al presidente Hugo Chávez a moderar su posición respecto al tema, pero insistió en que había que tener cuidado en ''que no afecte los alimentos''.

''No es lo mismo hablar del etanol de caña o el etanol de mamona, el biodiesel, o de tártago, o de palma africana...a hablar del maíz. Quitarle el maíz a la gente y a la cadena alimenticia para alimentar automóviles es una cosa terrible, que ya está ejerciendo impacto'', afirmó el mandatario.

Chávez dijo que ''la cumbre ha servido para volver trizas y polvo cósmico la campaña destinada a crear tormentas artificiales'' respeto al etanol.

Por su parte, Lula descartó, antes de abandonar la Isla de Margarita, que se haya dado algún ''malestar'' sobre el etanol, y señaló a la prensa que en la declaración final de la cumbre consta la ''defensa'', y el ''reconocimiento'' de la política de combustibles renovables.

Insistió en que no existe ninguna posibilidad de competencia entre las producciones de alimentos y biocombustibles.

''Solo por el hecho de haber aclarado posiciones sobre etanol valió la pena esta cumbre'', señaló el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

''El peligro, y que es muy pertinente, es que de repente en regiones donde no hay más tierra cultivable, la tierra que se utiliza para alimentos sirva...para etanol y biocombustibles. Eso si sería riesgoso'', añadió Correa.

El mandatario brasileño negó que en el encuentro de presidentes se hayan abordado los temas de la organización de países exportadores de gas y el Banco del Sur, aunque algunos altos funcionarios de Brasil y Venezuela aprovecharon la cumbre para emitir declaraciones sobre la constitución de la entidad.

Al respecto Lula afirmó que se debe ''definir, antes de cualquier cosa, lo que es ese Banco del Sur'', y para que servirá, antes de decidir la participación.

De igual forma, Lula resaltó los logros de la I Cumbre Energética Sudamericana, que quedaron plasmados en una declaración final que firmaron los ocho mandatarios asistentes al evento, especialmente en lo referente a la conformación del Consejo Energético Suramericano.

Chávez pidió a su colega brasileño mediar para que ''Estados Unidos que nos permita llevar etanol de caña, sin aranceles, o que nos bajen los aranceles porque es muy caro''.

Informó que Venezuela quiere importar etanol de Brasil, ''y además sin aranceles''. ''Nosotros necesitamos como 200.000 barriles diarios de etanol creo que es el 80% de lo que produce brasil hoy ya, o 50%'', precisó.

Chávez propuso este martes a sus colegas sudamericanos un proyecto de Tratado Energético Sudamericano de cuatro líneas estratégicas: petróleo, gas, energías alternativas y el ahorro energético.

Explicó que en el marco del tratado se prevé una ''alianza de producción de gas'' a través de ''plantas de regasificación'', y la construcción del Gasoducto del Sur, un gasoducto transandino, y el gasoducto entre Colombia y Venezuela, que se inaugurará en agosto y que se espera extender hasta Centroamérica por medio de Panamá.

En la parte petrolera propuso que Venezuela podría abrir a empresas suramericanas la explotación de un bloque de la faja oriental del Orinoco con el pago de un bono de participación de ''no menos de 5,000 millones de dólares'' que serviría para crear un fondo.

Asimismo, planteó la construcción de un polo petroquímico y una red de trece refinerías en la región.

Chávez dijo que los ocho mandatarios asistentes aprobaron por consenso cambiar la denominación de la Comunidad Suramericana de Naciones por el de Unión de Naciones Suramericana (Unasur), que tendrá una secretaría permanente en Quito.

A la I Cumbre Energética Sudamericana asistieron además de Chávez, Lula y Correa, los mandatarios de Argentina, Néstor Kirchner; de Chile, Michelle Bachelet; de Bolivia, Evo Morales; de Colombia, Alvaro Uribe; de Paraguay, Nicanor Duarte; el vicepresidente de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, y los primeros ministros de Guayana, Sam Hinds, y el primer ministro delegado de Surinam, Gregory Rusland.

Ahora ve
No te pierdas