Bagdad vive día más letal

Cuatro bombas estremecion la capital iraquí matando a por lo menos 183 personas; el secretario de Defensa atribuyó los ataques terroristas a la red de al-Qaida.
Cuatro bombas estremecieron a Bagdad dejando 183 muertos. (R
BAGDAD (AP) -

Cuatro potentes bombas estremecieron a Bagdad este miércoles, matando a por lo menos 183 personas y dejando heridas a decenas, en el día más letal en esta capital desde el comienzo hace dos meses de un operativo conjunto de seguridad estadounidense-iraquí. El secretario de Defensa de Estados Unidos Robert Gates calificó los hechos de ''horripilantes''.

El primer ministro Nuri al-Maliki ordenó el arresto del coronel del ejército iraquí a cargo de la seguridad en el mercado Sadriya, donde 127 personas murieron y 148 resultaron heridas.

En todo el país, la cifra de personas que murieron o fueron halladas muertas en el día ascendió a 233, igualando la cifra más alta registrada desde que la AP ha llevado ese conteo en mayo del 2005.

En el ataque más mortífero, un automóvil estacionado cargado de explosivos estalló en medio de un grupo de obreros en un mercado en Sadriya, una zona chií del centro de Bagdad, dejando 127 muertos e hiriendo a 148, dijo Raad Muhsin, funcionario del Hospital Al-Kindi a donde fueron llevadas las víctimas. Unos cinco automóviles de civiles quedaron quemados. Ese mismo mercado fue escenario de una bomba en febrero cuando murieron 137 personas.

En Tel Aviv, Israel, Gates dijo que los atentados del miércoles en Irak habían sido ''horripilantes'', y los atribuyó a la red terrorista al-Qaida.

Según explicó Gates, los atacantes intentan demostrar que el plan de seguridad que implementó Estados Unidos en Bagdad está fracasando.

''Habíamos anticipado desde el comienzo'', dijo Gates, ''que los terroristas, al-Qaida, la insurgencia y otros intentarían aumentar la violencia a fin de hacer fracasar el plan o hacer creer al pueblo de Irak que el plan era un fracaso''.

Añadió que ''obviamente, el nivel de víctimas de hoy es algo horripilante. Pero creo que pone de manifiesto otro punto: Esos terroristas están asesinando a hombres, mujeres y niños inocentes que son iraquíes. Están asesinando a sus compatriotas''.

Funcionarios norteamericanos habían mencionado una ligera disminución en los asesinatos sectarios en Bagdad desde que Estados Unidos lanzó el 14 de febrero una ofensiva con el ejército iraquí para frenar la violencia en la capital. Pero durante la semana pasada se registraron una serie de ataques espectaculares en Bagdad, incluido un ataque suicida dentro del parlamento y la destrucción con explosivos de un importante puente que atraviesa el río Tigris.

El vocero militar estadounidense, general William Caldwell, dijo este miércoles a periodistas, ''Hemos visto tanto progresos ejemplares como excesivas evidencias de que todavía enfrentamos muchos desafíos graves. Siempre dijimos que traer la seguridad a Bagdad no resultaría fácil''.

Entretanto, las fuerzas estadounidenses mataron a cinco sospechosos y capturaron a unos 30 en un allanamiento en la provincia occidental de Anbar, un día después de que la policía descubrió 17 cadáveres descompuestos en dos patios de escuelas.

Los militares estadounidenses informaron además que la semana anterior descubrieron 3,000 galones (un galón equivale a 3,18 litros) de ácido nítrico escondidos en un depósito en el centro de Bagdad. El ácido nítrico es un ingrediente clave tanto en la fabricación de fertilizantes como de explosivos.

En otro de los ataques en Bagdad, un comando suicida estrelló su vehículo contra un puesto de control de la policía en una de las entradas a Ciudad Sadr, matando al menos a 41 personas e hiriendo a otras 76, dijo la policía. Ciudad Sadr es el principal enclave de los chiítas en Bagdad y allí viven 2,5 millones de personas, en su mayoría pobres.

El atacante suicida hizo estallar su automóvil en medio de un gran congestionamiento de vehículos civiles que hacían fila frente al puesto de control. Por lo menos ocho vehículos quedaron incinerados.

Horas antes, un automóvil estacionado cargado de explosivos estalló cerca de un hospital privado en el barrio céntrico de Karrada, dijo la policía. Once personas murieron y otras 13 fueron heridas, informaron las autoridades. El estallido dañó el hospital Abdul-Majid y otros inmuebles aledaños.

Un cuarto atentado ocurrió cuando una bomba abandonada en un minibus detonó en la zona noroccidental de Risafi y mató a cuatro personas, además de herir a seis, indicó la policía.

También en Bagdad, cuatro policías fueron asesinados el miércoles en la tarde cuando hombres armados emboscaron su patrulla al sur del centro de la ciudad, informó la policía. Otros seis peatones fueron heridos en el ataque.

Ahora ve
No te pierdas