Coches bomba matan a 170 en Bagdad

Unas horas antes el primer ministro había anunciado que tomaría el control de la seguridad de I el ataque que causó más bajas se registró en Sadriya, de población chiíta, con 118 personas mue
El gobierno de Irak y el de EU mueven sus piezas anticipando  (Foto: )
BAGDAD (CNN) -

La explosión de una serie de coches bombas en Bagdad dejó el miércoles alrededor de 170 personas muertas, horas después de que el primer ministro Nuri al-Maliki dijo que Irak tomaría el control de la seguridad en el país de manos de fuerzas extranjeras para fines de año.

Un coche bomba que estalló en el vecindario predominantemente chiíta de Sadriya causó la muerte de 118 personas y heridas a otras 139, informó la policía.

Maliki se encuentra en creciente presión para definir cuándo se retirarán las tropas estadounidenses, pero al menos cinco ataques con bombas en áreas chiítas de la capital subrayaron los inmensos desafíos pendientes en materia de seguridad.

Los ataques fueron los más mortíferos en Bagdad desde que fuerzas de Estados Unidos e Irak comenzaron el despliegue de miles de tropas adicionales en las calles de la ciudad en febrero, bajo un plan que es considerado como un último intento por evitar que Irak caiga en una guerra civil sectaria.

La policía dijo que la bomba en Sadriya posiblemente había sido colocada en un autobús que explotó en una concurrida intersección cerca de un mercado. Un testigo de dijo que entre los muertos había muchas mujeres y niños.

"Vi decenas de cuerpos. Algunas personas se quemaron vivas dentro de minibuses. Nadie podía alcanzarlos después de la explosión", dijo uno de los testigos  en Sadriya, describiendo escenas dantescas.

"Había pedazos de carne por todo el lugar. Las mujeres gritaban y clamaban por sus seres queridos que habían muerto", dijo el testigo que pidió no ser identificado.

En otro ataque, la policía dijo que un suicida en un coche bomba mató a 30 personas en un punto de control en Ciudad Sadr, un bastión chiíta del clérigo anti estadounidense Moqtada al-Sadr. La fuerza añadió que un tercer coche bomba en la capital dejó 10 muertos.

La serie de ataques del miércoles dejó más de 200 personas con heridas.

Los atentados podrían avivar más aún las pasiones sectarias en Bagdad, especialmente entre la milicia Ejército Mehdi de Sadr, que ha mantenido un bajo perfil desde que se inició el operativo de seguridad en la capital.

El lunes, seis ministros del movimiento de Sadr se retiraron del gobierno de Maliki para presionar por un cronograma para la retirada de los 146,000 soldados estadounidenses que están en Irak.

 

Ahora ve
No te pierdas