Familia atacante emigró a EU por pobreza

La familia del responsabilizado de la matanza pasó penurias económicas en Corea del Sur; emigró a Estados Unidos en busca de una vida mejor.
SEUL (AP) -

La familia del hombre responsabilizado de la matanza en la universidad Virginia Tech pasó penurias económicas en Corea del Sur y emigró a Estados Unidos en busca de una vida mejor, dijo un diario local este miércoles.

El agresor fue identificado por funcionarios estadounidenses como Cho Seung-Hui, un estudiante de literatura inglesa. La cancillería sudcoreana coincidió con las autoridades estadounidenses en que el migrante sudcoreano había llegado a Estados Unidos en 1992.

Chosun Ilbo, el periódico de mayor circulación en Corea del Sur, afirmó que la familia de Cho vivía en la pobreza en un barrio de la capital Seúl y decidió emigrar para conseguir una nueva vida.

Cho es hasta ahora el único sospechoso de la peor masacre en la historia moderna de Estados Unidos, que dejó 33 muertos, incluido el atacante que se suicidó.

La familia de Cho rentaba en Seúl un apartamento del sótano _por lo general la vivienda más barata en edificios habitacionales, dijo Chosun Ilbo al citar declaraciones del propietario del inmueble, Lim Bong-ae, de 67 años. La policía identificó al padre del sospechoso como Cho Seong-tae, de 61 años.

''No sé de qué vivía (el padre de Cho). Pero llevaban una vida pobre'', dijo Lim al diario. ''Al emigrar, (el padre de Cho) dijo que iban a Estados Unidos porque era difícil vivir aquí y porque era mejor vivir en un lugar donde era desconocido''.

Al mismo tiempo, el presidente sudcoreano Roh Moo-hyun sostuvo el miércoles una reunión especial con asistentes para examinar la matanza del lunes en Virginia Tech, mientras entre la población había expresiones de pena por la nacionalidad sudcoreana del atacante.

''Yo y nuestro pueblo no podemos contener nuestros sentimientos de gran conmoción y pesar'', dijo Roh durante una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro italiano Romano Prodi.

''Rezo por las almas de quienes murieron y ofrezco palabras de consuelo desde mi corazón por los heridos, las familias afligidas y el pueblo estadounidense'', añadió Roh en la tercera ocasión que expresó condolencias desde el martes.

El caso apareció en las portadas de casi todos los periódicos sudcoreanos el miércoles, que también manifestaron el temor de que el incidente pudiera generar reacciones negativas contra los sudcoreanos en Estados Unidos y perjudicar las relaciones entre los dos países que son firmes aliados.

''Esperamos que este incidente no genere discriminación o prejuicio contra personas de origen sudcoreano o asiático'', dijo el diario Hankyoreh en un editorial.

Entre los sudcoreanos había una sensación de pesar.

''Estoy muy apenado de ser sudcoreano'', escribió un navegante de internet que identificó como iknijmik en el portal principal del país, Naver, en uno de los miles de mensajes sobre el asunto. ''Como sudcoreano, me disculpo por las víctimas en Virginia Tech''.

Ahora ve
No te pierdas