Gurría es acusado de nepotismo en OCDE

The Economist reveló que su hija trabajaba para el organismo, además de otras supuestas anomalí el secretario general se defiende de las acusaciones, que ya provocaron queja por parte de Cana
Gurría pidió a su hija que dejara el empleo en la OCDE. (Not
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La hija de José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), fue contratada como funcionaria del organismo multilateral, según reveló ayer la revista inglesa The Economist, que publicó un artículo donde señalaba supuestas anomalías en la gestión del ex secretario de Hacienda mexicano al frente de la OCDE.

Gurría emitió un comunicado de prensa para aclarar las situaciones, que ya han generado una discusión con Canadá, uno de los 30 países miembros de la OCDE.

“Mi hija fue de hecho fue brevemente empleada por la dirección de educación de la OCDE con un salario mensual gravable de 1,342 euros (el salario mínimo francés). Siguiendo el consejo que recibí y con la finalidad de evitar cualquier controversia, yo le solicité que declinara este empleo. Como resultado ella sólo trabajó durante dos semanas en este puesto”, dijo ayer Gurría.

Según The Economist, además de la contratación de su hija Eva Gurría, el secretario general de la OCDE también consiguió un trabajo en París para el esposo de Gabriela Ramos, la ex directora de la oficina de la OCDE en México, quien fue llevada a Francia por Gurría para incorporarse a su equipo como Directora Adjunta de su gabinete.

“La Organización tiene la política de buscar asistir a los cónyuges de su personal para buscar empleo adecuado en París, y en particular aquellos cónyuges que son de nacionalidades no europeas y que, por lo tanto, tienen dificultad para obtener permisos de trabajo en Francia”, dijo Gurría para explicar por qué consiguió un trabajo para Ricardo López, el esposo de Ramos.

A López se le ha ofrecido un puesto en el Centro de Desarrollo de la OCDE “para el cual él se encuentra eminentemente calificado”, dijo Gurría, quien tomó posesión de la secretaría de la OCDE en el verano de 2006.

The Economist reveló una carta dirigida a Gurría, fechada el pasado 4 de abril y firmada por el representante de Canadá en la OCDE, David Chatterson, donde le advierte sobre posibles “conflictos de interés”. Gurría envió una respuesta al embajador canadiense para aclarar los puntos.

El artículo también mencionó que un poco antes de que Gurría llegara a Francia se remodeló la casa que ocupa el secretario general, un departamento de 480 metros cuadrados “en una de las zonas más exclusivas de París”. Los arreglos tenían un costo original de 600,000 libras (unos 815,000 dólares) pero el gasto final creció a 733,000 libras, según la publicación.

Gurría se defendió al señalar que el inmueble es propiedad de la OCDE y que “no había sido objeto de un trabajo profundo de mantenimiento por más de 20 años, por lo cual, fue necesaria una remodelación. La decisión de realizar estos trabajos fue tomada antes de mi llegada a la OCDE”.

Ahora ve
No te pierdas