GMéxico demanda a Scotiabank y Napo

La compañía denunció al banco y líder sindical para que devuelvan los 55 mdd del fondo minero; los recursos pertenecen a los trabajadores de Cananea y Mexicana de Cobre.
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Grupo México (GMéxico) informó el viernes que a nombre de cinco de sus filiales interpuso una demanda en contra del restituido líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia y el banco de origen candiense Scotiabank, entre otros, para que devuelvan 55 millones de dólares del fideicomiso.

“Esta demanda tiene como finalidad última que el sindicato devuelva los 55 millones de dólares a Scotiabank, para que Scotiabank cumpla con los fines del fideicomiso y se distribuyan los 55 millones de dólares menos los gastos en que hubiese incurrido el sindicato a favor de los trabajadores” afirmó en conferencia de prensa uno de los abogados de grupo México, Salvador Rocha.

Explicó que Grupo México, la tercera productora de cobre a escala mundial, decidió interponer la demanda debido a que 6,166 trabajadores le han demandado a la empresa que les otorgue la parte que les corresponde de los 55 millones de dólares.

Rocha detalló que nadie conoce cuántos trabajadores debían verse beneficiados por el fideicomiso y cuánto les corresponde a las 6,166 personas que tienen demandadas al sindicato y a las filiales de Grupo México: Mexicana de Cobre, Industrial Minera México, Minera México, Mexicana de Cananea y Americas.

Entre 1988 y 1990, el gobierno de México privatizó las minas de Cananea y Mexicana del Cobre, y obligó a las empresas adquirentes a aportar el equivalente al 5% de las acciones a los trabajadores.

En octubre de 2004, tras 14 años, un pleito legal y dos huelgas, Grupo México entregó los recursos de la privatización, 55 millones de dólares, a través del fideicomiso F/9645-2 de Scotiabank Inverlat, la filial del grupo canadiense en México.

El fideicomiso, dijo Rocha, debía definir cuántos trabajadores de las empresas mineras Mexicana de Cobre, Industrial Minera México, Mexicana de Cananea y Minerales Metálicos del Norte debían verse beneficiados y con cuánto.

En marzo de 2006, Grupo México informó que los 55 millones de dólares patrimonio del fideicomiso nunca fueron repartidos por el fiduciario Scotiabank Inverlat a los trabajadores, ya que el fideicomiso fue extinguido por el organismo laboral antes de que pudiera cumplir con su fin principal.

En ese mismo periodo, el entonces senador panista Francisco Fraile, dijo que 2,800 trabajadores habían presentado una demanda en contra de Napoleón Gómez Urrutia en la Junta Especial número 19 de la Federal de Conciliación y Arbitraje. Agregó que también existían averiguaciones previas promovidas por ex mineros y viudas de ex trabajadores contra el líder minero por haberse apoderado de manera ilegal del dinero, así como de los intereses que por casi un año generaron estos recursos.

Esta semana, el restituido líder del sindicato minero, Gómez Urrutia, aseguró que poco menos de la mitad de los recursos del fideicomiso ya se entregaron a los trabajadores y el resto está congelado por el Gobierno en cuentas bancarias.

Ahora ve
No te pierdas