Hombre que disparó en NASA temía despido

El hombre mató un empleado del centro espacial de dos balazos y después se suicidó.
HOUSTON (AP) -

Un hombre que logró ingresar armado al Centro Espacial Johnson antes de matar a otro empleado y suicidarse había recibido una mala evaluación laboral y temía ser despedido, informó el sábado la policía.

William Phillips, de 60 años, ingresó el viernes con una pistola al centro espacial y mató a disparos a David Beverly, de 62 años. Amarró una mujer a una silla, donde la mantuvo como rehén durante horas.

Los agentes ingresaron al cuarto y pusieron en libertad a la mujer, que resultó ilesa. Phillips se suicidó en un edificio que aloja sistemas de comunicación y de seguimiento para los transbordadores espaciales, dijeron las autoridades.

El jefe de la policía de Houston, Harold Hurtt, dijo que Phillips compró el revólver calibre .38 el 18 de marzo, dos días después de recibir un correo electrónico que citó deficiencias en su desempeño laboral y que indicaba que sería sometido a una revisión.

Los detectives hallaron una copia del mensaje en la bolsa de almuerzo de Phillips el día de los tiroteos, agregó el teniente de la policía Larry Baimbridge.

El viernes, Williams almorzó con Beverly y otro hombre, dijo la policía. Momentos después, Williams entró a la oficina de Beverly con el arma en su mano y le dijo: ''Usted es quien va a hacer que me despidan'', añadió Baimbridge.

Después de que Beverly habló con Phillips durante varios minutos, Phillips le disparó dos veces. Salió del lugar pero regresó y le disparó dos tiros más, dijeron las autoridades.

Beverly, un trabajador de la NASA, fue herido mortalmente en el pecho, dijo la policía.

La agencia espacial dijo el sábado que está revisando sus procedimientos de seguridad mientras las autoridades tratan de averiguar cómo es posible que Phillips, un contratista que trabaja en la firma Jacobs Engineering de Pasadena, California, haya ingresado a las instalaciones con un arma oculta.

El sábado, el vocero de la agencia espacial Ira Petty dijo que la NASA llevaba a cabo una revisión continua de sus procedimientos de seguridad.

Para entrar en el centro espacial, los trabajadores deben mostrar una identificación al pasar con sus vehículos por un puesto de seguridad.

La esposa de Beverly, Linda, dijo que su marido con quien estaba casada desde hacía 41 años era especialista en partes eléctricas y sentía su trabajo en la NASA como una misión.

La rehén, identificada por la NASA como Fran Crenshaw, contratista de MRI Technologies, trabajaba en la misma zona general y probablemente fue capturada después del ataque a Beverly, dijo Hurtt.

Phillips había trabajado para la NASA de 12 a 13 años ''y hasta recientemente había sido un buen empleado'', dijo Coats.

Era soltero, sin hijos, y aparentemente vivía solo.

Ahora ve
No te pierdas