Católicos marchan contra aborto

Cerca de 1,000 personas participaron en la protesta contra la legalización de este procedimient
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Un grupo de mexicanos marchó el domingo en protesta por un plan que busca legalizar el aborto en la capital del segundo país con mayor número de católicos, lo que ha dividido al país e incluso motivó la protesta del Papa Benedicto XVI.

Las campanas de la catedral metropolitana de la Ciudad de México dieron la bienvenida a aproximadamente 1,000 católicos, incluyendo familias vestidas de blanco, quienes asistieron a la misa dominical tras portar pancartas en contra del aborto e imágenes de la Virgen de Guadalupe, a su paso por las calles.

Se espera que el Congreso de la capital, controlado por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), apruebe el martes una iniciativa que busca despenalizar el aborto si ocurre en los primeros tres meses del embarazo.

"Estamos haciendo genocidios y nadie tiene el derecho de quitar la vida", dijo María Morales, un ama de casa que viajó desde el estado de Hidalgo para asistir a la protesta en contra del aborto.

Aunque la propuesta ha sido bien recibida por algunos sectores de la sociedad, ha despertado la incomodidad de la Iglesia Católica, incluyendo al Papa.

En una carta reciente enviada a los jerarcas católicos de México, el Papa Benedicto XVI dijo que la victoria de Cristo sobre la muerte representa una razón para defender el derecho de la humanidad a la vida "desde el primer instante de su concepción".

El domingo, el cardenal mexicano Norberto Rivera respondió al Papa y se comprometió a trabajar "arduamente y con esperanzas para que implante en nuestra patria la civilización del amor", según reportaron medios locales.

Las mujeres que tratan de someterse a un aborto tienen que recurrir ahora a clínicas clandestinas, y las más pobres van a sitios con poca higiene. Según datos de los manifestantes, alrededor de 2,000 mujeres mueren al año por esta causa.

Pero no todos se oponen. En las afueras de la Catedral, en el corazón de la Ciudad de México, un pequeño grupo de simpatizantes del PRD se manifestaba a favor de la iniciativa.

"Lo que nosotros queremos es que se legalice el aborto para evitar más muertes de las mujeres", dijo Cecilia Martínez, una activista del PRD.

El partido, que gobierna la capital, ha despertado el enojo de grupos religiosos al impulsar reformas vistas por muchos como liberales.

En noviembre, fueron aprobadas las uniones civiles entre homosexuales a pesar de una acalorada protesta y ahora, además del aborto, se está considerando una propuesta para legalizar la eutanasia.

Actualmente, leyes especiales de la Ciudad de México permiten el aborto pero sólo cuando está en peligro la vida de la madre. El resto del país lo permite sólo en casos de violación.

Ahora ve
No te pierdas