Una semana sin televisión

Cada abril se lanza la campaña para que las audiencias sean quienes controlen a los medios; en México una persona pasa más de cuatro horas frente a las pantallas de TV y la computadora.
Luego de la iluminación, los electrodomésticos son los mayor
Sara Carrillo Reid
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Desde hace cuatro años México se ha unido al movimiento “Una semana sin televisión” impulsado por el Colegio Americano y más de 70 organizaciones estadounidenses, que incluyen a la Asociación Americana de Medicina.

La propuesta organizada por el centro Screen-Time TV-Turn-off Network desde hace 13 años durante la última semana de abril, consiste en apagar por 7 días toda pantalla recreativa, televisión, videojuegos, computadoras, Internet y cualquier medio audiovisual que se enfoque al entretenimiento.

“Lo que menos necesitamos en la ciudad de México es gente solitaria”, recalcó Dagmar Calleja, coordinadora del evento, al comentar que más del 70% de los niños tienen una televisión en su cuarto.

Por lo menos 9 de cada 10 hogares mexicanos cuentan con al menos una televisión, según los datos de 2006 del Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI).

Por su parte IBOPE, empresa que mide audiencias, informó que en el 2007 cada hogar en México se expuso diariamente 8 horas 49 minutos a la televisión, lo que señala que en promedio las personas pasan 4 horas con 30 minutos viendo la pantalla diariamente.

Los hábitos de consumo en Estados Unidos, son similares, el 98% de los hogares poseen una televisión, la cual permanece prendida un promedio de 7 horas diarias, de las cuales cada miembro la ve alrededor de 4 horas. 

La iniciativa -que se lleva a cabo del 23 al 29 de abril- espera educar al público para que sean ellos quien manejen a los medios, que se han convertido en una 'adicción' cotidiana que puede generar atrofia en las capacidades, aumenta la obesidad, interfiere con la educación, reproduce la violencia y contribuye a un estilo de vida poco saludable.

“La invitación es para que dejen de utilizar cualquier pantalla y que posteriormente reduzcan a un total de dos horas el tiempo que se pasa frente a ellas”, agregó Calleja.

Este año participarán más de 40 países, por lo que se espera que un promedio alrededor de 20 millones de personas en el mundo apaguen sus televisores y computadoras.

Según la Asociación Americana de Pediatría, los niños menores de dos años de edad no deben ver televisión: es el principal período en que sus cerebros se “cablean”.

Los menores necesitan un ambiente enriquecido y seguro que los invite a gatear, tocar, probar, oler y experimentar, requieren que se les lea, hable, abrace y anime a interactuar con otros seres humanos.

A partir de los dos años y sin reemplazar estas actividades a otros niveles, se pueden introducir a las pantallas por media hora al día como máximo. El incremento será muy lento, llegando a dos horas diarias de pantallas de uso recreativo en la edad adulta.

Este año, el número de usuarios de Internet en México creció  25.9%, superando a la media latinoamericana, según los reportes de la consultora multinacional everis.

Estudios del INEGI demuestran que más del 30% de la personas utilizan el Internet como entretenimiento, en actividades como juegos o el chat.

Ahora ve
No te pierdas