Argentina, ¿lista para una presidenta?

Cristina Fernández de Kirchner visitó México para sellar un acuerdo económico; la senadora y primera dama del país sudamericano, suena fuerte como candidata a la presidencia.
Senadores mexicanos aplauden a su homóloga durante la visita
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

En vísperas de la firma de un acuerdo entre México y Argentina para fortalecer las relaciones económicas bilaterales, la senadora y primera dama de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, hizo una visita el martes al senado mexicano para promover una coordinación entre las agendas parlamentarias.

Durante una corta visita, Fernández dijo ante sus colegas que existe la oportunidad ''de nuevas relaciones políticas y económicas para fortalecer los bloques regionales''.

De acuerdo a un comunicado, divulgado por la oficina del Senado mexicano,  ''la legisladora señaló que son tres las bases que han permitido el fortalecimiento de Argentina en los años recientes: la política de desendeudamiento, la sustentabilidad social y el proceso de legitimización social.

Se espera que el miércoles Fernández, junto a los cancilleres Patricia Espinosa, de México, y Jorge Taiana, de Argentina, firmen el acuerdo económico.

Además, la primera dama se reunirá el miércoles por separado con el presidente mexicano Felipe Calderón y con su homóloga mexicana Margarita Zavala.

Fernández suena como una posible candidata a la presidencia de su país.

La senadora, de 54 años, ha realizado una carrera política paralela a la de su esposo el actual presidente argentino Néstor Kirchner, con quien estudió abogacía en la década de los años setenta, cuando ambos militaban en la izquierda del peronismo.

Fue diputada provincial en Santa Cruz en 1989, diputada nacional, dos veces elegida senadora por esa provincia patagónica y finalmente, elegida senadora nacional por su provincia natal de Buenos Aires, en un holgado triunfo electoral que la proyectó como figura política nacional.

Fotogalería: Cristina Fernández de Kirchner, en México 

Ahora ve
No te pierdas