Senado aprueba regular cobros bancarios

La ley de transparencia de servicios financieros reducirá el monto de comisiones de los bancos; las reformas incluyen no cobrar por apertura de cuenta y dar cinco retiros en cajeros gratis al
Bancos y tiendas obligados a transparentar sus comisiones. (
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

El Senado aprobó el martes con 84 votos una ley para aumentar la competencia entre los bancos en el país, en un intento por abaratar las comisiones y tarifas que cobran a los usuarios y que son de las más altas de América.

La reforma establece que los trabajadores a los que se les deposita su salario en tarjetas y que ganan mensualmente hasta 8,250 pesos no paguen comisiones por retiros en cajeros automáticos.

De igual manera, se obliga a los bancos y tiendas comerciales a transparentar los contratos de adhesión, y no podrán cobrar comisiones sin que antes las dé a conocer el Banco de México, con una anticipación mínima de 30 días.

También se establece la obligación para las entidades bancarias de no cobrar comisiones de apertura, y que por los menos los cinco primeros retiros sean sin comisión, independientemente del cajero que se utilice.

La iniciativa, que debe ser aprobada por la Cámara de Diputados lo que podría ocurrir esta semana, amplía el campo de acción de la ley a todas las entidades financieras que ofrecen crédito, incluyendo a tiendas departamentales y no sólo bancos y sociedades financieras, como sucede bajo la actual norma.

El proyecto de la nueva ley para la transparencia y ordenamiento de los servicios financieros, que reemplazaría a la vigente desde el 2004, no incluyó la imposición de topes a comisiones y tasas de interés, como lo habían propuesto algunos parlamentarios.

"Los topes no han funcionado como mecanismo para bajar los precios en la historia, vamos a hacerlo con mayor competencia, mayor información y transparencia que va a permitir que hayan mercados que funcionen mejor", dijo el panista Gustavo Madero, presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara alta.

La falta de competencia en el sector bancario ha sido una de las principales preocupaciones de las autoridades financieras en los últimos años, cuando los préstamos han empezado a florecer a poco más de una década de la última crisis financiera que cerró las llaves del crédito en el país.

Los bancos están obligados desde el año pasado a informar públicamente el costo anual total de los préstamos para el cliente, conocido como CAT y que incluye tasas de interés, comisiones y cualquier cargo extra, en un intento para que reduzcan sus cobros.

Una vez que la nueva ley del sector entre en vigor, esta obligación se extenderá también a todas las entidades que ofrecen préstamos, que deberán darlo a conocer a sus clientes antes de que firmen su contrato de crédito.

"Es un grandísimo avance porque también estarán sujetas a todo este ordenamiento, de información y competencia, todas las entidades relativas al financiamiento", dijo Madero.

En un intento por aumentar la competencia, las autoridades autorizaron la creación de 13 nuevos bancos en el 2006 y han señalado que planean permitir más este año.

La banca en México es dominada casi en un 80% por seis grandes bancos, cinco de ellos filiales de los extranjeros Citigroup, BBVA, Santander, Scotiabank, HSBC y el mexicano Banorte.

Con las reformas se busca que los bancos, tiendas departamentales y de autoservicio están obligados a transparentar y publicar las comisiones que cobran por sus servicios, para que los usuarios escojan los que cobren más barato, para generar la competencia.

La nueva ley también prohíbe el cobro de intereses por adelantado en los créditos, préstamos o financiamiento, además de que en los reclamos de cobros indebidos el cliente tiene derecho de no realizar el pago de la cantidad reclamada.

Ahora ve
No te pierdas