Wolfowitz contrata al abogado de Clinton

El litigante que defendió al ex presidente por acoso sexual trabaja con el jefe del Banco Mundi Robert S. Bennet representará a Wolfowitz en el polémico caso de su novia, Shaha Ali Riza.
Clinton contrató a Bennet al ser acusado de acoso sexual por

El presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, contrató al abogado Robert S. Bennet para que lo represente en el proceso interno que enfrenta por denuncias de favoritismo y manejo administrativo, reveló este martes la prensa.

Considerado uno de los abogados más influyentes de la capital, Bennet representó al ex presidente Bill Clinton en el juicio civil iniciado en su contra por Paula Jones, quien acusó al entonces mandatario de acoso sexual.

Wolfowitz dio a conocer la contratación de Bennet durante una reunión que sostuvo la víspera con altos funcionarios del banco, ante quienes ofreció más cambios, en un esfuerzo por preservar el cargo, de acuerdo con el periódico The Washington Post.

Bennet señaló al rotativo la intención de Wolfowitz de continuar en el cargo, aún y cuando la presión para que renuncie ha crecido en los días recientes.

"El no va a renunciar. Su ánimo esta bien. El siente que hay gente que esta tratando de interferir con su trabajo para atacar la pobreza mundial, y quiere que esta cosa quede atrás de modo que pueda concentrarse cien por ciento a este esfuerzo", dijo.

Bennet consideró que el proceso de investigación en torno a la actuación de su cliente ordenado por el directorio ejecutivo de la institución, deberá permitirle presentar su caso, evitando que se tomen decisiones apresuradas.

"Sería bastante injusto para él y no hablaría bien del banco si ellos (el directorio) apresuran juicios sin darnos un tiempo razonable para una apropiada presentación (de su caso)", dijo.

Sus comentarios se produjeron horas después de que varios ex funcionarios del banco demandaron la renuncia de Wolfowitz en una carta abierta publicada en el periódico inglés Financial Times, por considerar que éste ha perdido autoridad moral.

El escándalo fue desatado al divulgarse que por encima de las reglas de la institución, Wolfowitz promovió a su compañera sentimental, Shaha Ali Riza, una funcionaria del Banco Mundial, y le garantizó aumentos sucesivos de sueldos.

El pasado viernes, tras una reunió de nueve horas, el directorio ordenó la conformación de un grupo especial para investigar el caso de Riza y denuncias sobre el manejo administrativo de la oficina de Wolfowitz.

En su investigación, el grupo considerara aspectos que tienen que ver con temas como las reglas del personal, el código de conducta para miembros del directorio y el presidente, el contrato del presidente,

Asimismo, revisará posibles "conflictos de interés y regulaciones éticas", según el anuncio del directorio, un grupo de 24 directores que representa a la membresía de 185 países.

Bennet insistió que "no hay nada" respecto a las quejas sobre la conducta ética de Wolfowitz, quien reconoció públicamente haber cometido errores en el manejo del caso de Riza, transferida temporalmente al Departamento de Estado.

Ahora ve
No te pierdas