México busca reformas al Código Militar

La Secretaría de Defensa expondrá un proyecto para castigar a los desertores que comentan delit en actividades de delincuencia organizada como el narcotráfico.
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

Las Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina estudian reformas legales para que a los militares y desertores que participen en actividades de delincuencia organizada como narcotráfico se les considere responsables del delito de traición a las fuerzas armadas.

El secretario de la Defensa, general Guillermo Galván, informó este jueves a diputados que ambas dependencias presentarán al Ejecutivo un proyecto de modificaciones al Código de Justicia Militar en ese sentido, con la finalidad de castigar en el fuero castrense principalmente a los desertores que se incorporen a la delincuencia organizada como ha ocurrido en los últimos años.

Refirió que las fuerzas armadas sólo pueden castigar a un desertor con ese delito ya estipulado, pero no por otras conductas consideradas ilegales.

El Código de Justicia Militar establece penas de 30 a 60 años de prisión a quien incurra en el delito de traición.

Galván dijo que el proyecto busca ''que se considere delito de traición a las fuerzas armadas al militar, inclusive desertor, que utilice sus conocimientos castrenses para llevar a cabo actividades relacionadas con la delincuencia organizada''.

En su primera comparecencia ante una comisión legislativa desde que fue designado titular de la Defensa en diciembre de 2006, Galván señaló que la propuesta será presentada a la consejería jurídica de la Presidencia, pero no mencionó una fecha.

En los últimos años, algunos comandos de las fuerzas especiales de México se ha incorporado a carteles del narcotráfico como pistoleros y guardaespaldas.

El principal ejemplo es el grupo de sicarios denominado ''Zetas'', al servicio del Cartel del Golfo y algunos de cuyos miembros son ex militares de elite.

Apenas la semana pasada se informó de la detención en el sureste de México de Nabor Vargas, alias ''El Débora'', ex militar y uno de los fundadores de los ''Zetas''.

Galván refirió que de diciembre de 2000 a noviembre del 2006 se registraron 107,128 deserciones, mientras que entre diciembre pasado y abril del 2007 lo han hecho 5,116 elementos. No mencionó cuántos han pasado a las filas de la delincuencia organizada.

El secretario de la Defensa también hizo un recuento de los golpes al narcotráfico y dijo que de diciembre al 22 de abril, las fuerzas armadas han detenido a 1,244 operadores de nivel medio de carteles de la droga, aunque reconoció que ''hasta el momento no se ha logrado la captura de los capos más renombrados''.

Reveló que desde la entrada del gobierno del presidente Felipe Calderón en diciembre se acordó que la Defensa Nacional se encargue por completo de las tareas de fumigación y erradicación de narco cultivos, algo que hasta antes compartía con la Procuraduría General de la República.

En los últimos cinco meses, el ejército ha erradicado 9.877 hectáreas de marihuana y 6.491 de amapola.

Aseguró que la erradicación y destrucción de drogas han hecho que los narcotraficantes registren pérdidas por casi 4,700 millones de dólares.

''Estamos seguros que lograremos a lo largo del sexenio desestimular la siembra de enervantes en tal medida que deje de ser para los narcotraficantes el negocio lucrativo que es el día de hoy'', dijo Galván.

México ha padecido en los últimos años una ola de violencia vinculada a una lucha interna de los cárteles de la droga por nuevos espacios, que se ha traducido en miles de ejecuciones.

El presidente Calderón ordenó desde la llegada al poder el despliegue de más de 20,000 militares en diversos estados afectados por la violencia para tratar de contenerla y atacar sus actividades. Las ejecuciones, sin embargo, continúan e incluso se han realizado en lugares donde no se habían registrado.

 

Ahora ve
No te pierdas