Wolfowitz daña imagen de Banco Mundial

Empleados del BM reconocen, en una carta, haber sido afectados por el escándalo de Wolfowitz; ex ejecutivos de la institución piden la renuncia del líder de la institución.
Su escándalo afecta a los empleados. (Reuters)  (Foto: )
WASHINGTON (Notimex) -

La crisis en el Banco Mundial en torno al liderazgo de Paul Wolfowitz alcanzó nuevos niveles, después de que funcionarios del organismo advirtieran al Directorio Ejecutivo sobre el impacto negativo que el escándalo tiene en la imagen de la institución.  

En una carta al Directorio, 40 funcionarios de la unidad anti-corrupción del Banco, indicaron que su trabajo se ha dificultado a causa de la percepción que el escándalo ha generado en países donde la institución intenta promover la transparencia gubernamental.  

Aunque la carta se quedó corta de pedir la renuncia de Wolfowitz, el mensaje fue visto como una señal más de la pérdida de confianza entre la jerarquía y el personal del Banco Mundial (BM) sobre la efectividad de Wolfowitz al frente de la institución.  

"La credibilidad de nuestro personal se está erosionando frente a las preguntas legítimas de nuestros clientes sobre la habilidad del Banco de practicar lo que predica, referente a la gobernabilidad", señalaron los funcionarios en su misiva.  

Agregaron que "en estas circunstancias no podemos implementar de manera creíble las estrategias de gobernabilidad y anti-corrupción".  

A la carta se sumó otra en la que 42 ex ejecutivos de alto rango del BM instaron a Wolfowitz a renunciar por haber perdido la confianza y el respeto de los empleados de la institución.  

Acusaron que la conducta de Wolfowitz "alejó a algunos inversionistas clave, en un momento en que su apoyo es esencial para una provisión exitosa de los recursos necesarios para ayudar a los países más pobres, especialmente en África".  

Esta carta resulta significativa no sólo por el mensaje, sino por el hecho de que muchos de sus firmantes habían sido identificados como muy cercanos a Wolfowitz, quien adoptó el combate a la corrupción como el sello característico de su gestión.  

"Nosotros creemos que la gobernabilidad y la estrategia anti-corrupción es una parte esencial de la misión general del Banco para reducir la pobreza", indicaron los funcionarios, varios de los cuales fueron responsables de la redacción de tales estrategias.  

Consideraron que a fin de implementar estas estrategias de manera efectiva, "el Banco necesita ser reconocido por todos sus accionistas como una institución que mantiene los más altos estándares de integridad y gobernabilidad".  

La difusión de la carta coincidió con el anuncio sobre la comparecencia de Wolfowitz ante el Directorio -conformado por 24 funcionarios que representan a los 184 miembros del BM- en un último intento por ganar la confianza sobre su gestión.  

Wolfowitz ha estado bajo una presión creciente, frente a la posibilidad de renunciar desde que admitió haber ordenado el ascenso y aumento de sueldo de su compañera sentimental, Shaha Ali Riza, una funcionaria del Banco que fue transferida de manera temporal al Departamento de Estado.

Ahora ve
No te pierdas